GOES busca Asamblea le apruebe otros $1,200 millones en bonos

0
660

El secretario de Comunicaciones del presidente Salvador Sánchez Cerén, Eugenio Chicas, luego de la aprobación de $152 millones por parte de la Asamblea legislativa para Seguridad, informó a periodistas que ahora buscan les aprueben otros $1,200 millones en emprestitos.

Apenas 48 horas después que la oposición, conformada por la conservadora Alianza republicana Nacionalista (ARENA), autorizara un nuevo endeudamiento a través de la emisión de bonos por $152 millones, Eugenio Chicas aseguró que el Gobierno ya tiene definido su próximo objetivo para mantener sus gastos, que la Asamblea Legislativa apruebe $1,200 millones en bonos.

Según el controversial funcionario, estos fondos no son para materia de seguridad, sino para “oxigenar las finanzas públicas”.

“El tema dominante en este momento pasa a ser que la Asamblea Legislativa considere, discuta y apruebe los $1,200 millones que con anterioridad presentó el ministro de Hacienda a este primer órgano de Estado. Estos $1,200 millones están abocados a convertir deuda de corto plazo en deuda de largo plazo. Este es un importante apoyo para el país ya que permite bajar las tasas de interés y oxigenar las finanzas públicas”, dijo Chicas.

La oposición en el pleno Legislativo, constituida por la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), ha criticado que, durante las últimas dos Administraciones, en poder del FMLN, el endeudamiento ha llegado a rozar el 60% del Producto Interno Bruto (PIB).

Además, según el Tanque de Pensamiento de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), el Gobierno se está quedando sin dinero para pagar sus obligaciones, y a partir de agosto de este año caería en el impago. FUSADES ha insistido en que la situación fiscal se encamina a una crisis si no se ordena y prioriza el gasto público.

En los últimos dos años la situación ha empeorado: ha aumentado significativamente la deuda, se ha reducido la inversión pública –lo que genera menos dinamismo en la economía– y se ha aumentado el gasto, sobre todo el considerado corriente, como las remuneraciones, asegura FUSADES.

“El diálogo que tiene que haber entre los partidos políticos que tienen presencia en el congreso de la República debe ser útil para avanzar en los compromisos que permitan materializar el financiamiento público. Ese creo es el tema más importante de las finanzas públicas en este momento: la aprobación de los $1,200 millones”, aseveró Chicas.

Chicas se refería a $1,200 millones que solicitó el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres el pasado 23 de febrero.

Según el proyecto de decreto que presentó Cáceres, existen tres condiciones para que los bonos sean colocados en el mercado: los títulos valores podrán obtener un descuento de acuerdo con la práctica del mercado, el valor y rendimiento de los bonos estarán exentos de toda clase de impuestos, y los créditos podrán colocarse hasta por un plazo de 30 años.

El Ejecutivo justifica el contraer nueva deuda debido al atraso de la Sala de lo Constitucional en resolver sobre el uso de $900 millones, que también se emitieron en bonos y que no han podido ser utilizados por una presunta ilegalidad.

“Al no tener una solución sobre esos $900 millones es que el ministro de Hacienda ha presentado ante la Asamblea Legislativa un requerimiento de $1,200 millones que contempla un estimado de $950 millones para convertir deuda de corto plazo en largo plazo”, finalizó Chicas.