Gobierno se muestra contra nueva propuesta que solucionaría el problema de las pensiones

0
722

El secretario Técnico de la Presidencia, Roberto Lorenzana, aseguró que la nueva propuesta para reformar la Ley de Pensiones que la Iniciativa Ciudadana para las Pensiones (ICP) presentó la semana pasada a la Asamblea Legislativa “fue creada para generar una buena impresión a los cotizantes”. El funcionario dio esa opinión a pesar que el Ejecutivo no ha estudiado la propuesta aún.

“No puede ser que se presente una propuesta escrita en piedra. Nosotros no hemos estudiado la nueva propuesta de pensiones”, dijo el funcionario.

Según Lorenzana, la propuesta padece de varios errores, uno de ellos es reducir las futuras pensiones de las personas que actualmente trabajan en el ámbito público en un 50 %, lo que según Lorenzana “es un sesgo ideológico”, ya que “quieren castigar a quienes decidieron quedarse en el sector”.

Los pensionados públicos son responsabilidad exclusiva del Estado, que se quedó con los fondos que correspondían a ellos y ahora pretende obligar a las AFP’s a hacerse responsables de ellos.

En la búsqueda de desprestigiar la propuesta, Lorenzana elucubró una serie de acusaciones, tales como que la propuesta especifica el monto que las empresas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) cobrarán por administrar una Reserva de Pensión Vitalicia (RPV), que se busca crear inicialmente con el 5 % de las cotizaciones de los empleados.

También dijo que la propuesta establece que las AFP reducirán su comisión del 16 % de los aportes de empleados y empleadores al 15 %, empero, Lorenzana señaló que el punto porcentual que “aparentan ceder” es recuperado con el que cobrarán por manejar el RPV, lo cual es falso, debido a que las comisiones se promedian de valores compuestos, no absolutos.

Además, el funcionario dijo que si esta propuesta es aprobada en el Congreso por los partidos opositores, los trabajadores “cotizarán más, pero su ahorro y pensión será más pequeño”, lo que tampoco es exacto.

Una de las principales medidas de la iniciativa es la de incrementar en un punto porcentual la cotización de los trabajadores y del aporte patronal para pasar de un importe mensual del 13 % del salario al 15 %, con esas acciones se procuraría la subsistencia de las pensiones a trae´s del tiempo.

El efemelenista tuvo que aceptar que de hecho, podría ser aprobada sin los votos del oficialista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que tiene 35 escaños en el Congreso, frente a los 43 de los 4 partidos de la oposición.

Lorenzana exteriorizó su temor en que “la idea estratégica es que la Asamblea Legislativa apruebe esta iniciativa por mayoría simple, sin buscar consenso, nos parecería un gravísimo error” y amenazó con que el presidente, Salvador Sánchez Cerén, “tiene las facultades que la Constitución establece” y puede vetarla, amenazó.

Este proyecto se suma al que hizo público el Gobierno en febrero del 2016, en el que se sugiere la creación de un sistema mixto, compuesto por un régimen de “reparto” basado en la “solidaridad intergeneracional” y otro de “capitalización” asentado en el “ahorro individual”, opciones que corrompen los aportes de los pensionados y permiten que el Estado “robe” los fondos a su discreción.

La propuesta presentada la semana pasada modifica el sistema de pensiones y llega a un “equilibrio equitativo” entre los cotizantes y las AFP´s.

El documento lleva como iniciativa principal el no tomar dinero de los cotizantes para financiar al Estado, ni incrementar la edad de jubilación que hasta el momento se mantiene en 55 años para las mujeres y 60 los hombres.

También contempla la reducción de un 16% de las comisiones de las Administradoras de Fondos de Pensiones y que se incremente a un 15% el aporte de las cotizaciones, lo que significa que los trabajadores tendrán que aportar un 1% más de su salario y los patronos también tendrán que sumar un 1%. En la actualidad el aporte de los empleados y patronos es del 13%.