Gobierno estaría ocultando verdaderas cifras de asesinatos en El Salvador

Las autoridades esconden varios asesinatos cada mes para mantener las cifras que muestran mayores avances en la lucha contra la delincuencia.

0
352

Al menos una docena de salvadoreños fueron asesinados en el tercer mes de 2024, mientras las estadística de la Policía Nacional Civil (PNC) ocultan la muerte de varias personas confirmadas en la redes sociales por las mismas autoridades policiales.

El 1 de marzo, la PNC reportó el asesinato de “un (supuesto) delincuente” en Cuisnahuat, departamento de Sonsonate y no se le incluyó en las estadísticas. El mismo 1 de marzo fue reportado por las autoridades como un día con “Cero homicidios”.

El 6 de marzo una mujer fue asesinada por su compañero de vida, quien después se habría suicidado, en El Rosario, departamento de La Paz, cuatro días después, el 10, dos mujeres fueron asesinadas; la primera en Cuscatancingo y otra en Acajutla.

El 18 y 22 de marzo fueron asesinadas dos personas en el departamento de Chalatenango por lo que el gobierno impuso un cerco militar en cuatro municipios de este departamento, donde señaló que habría pandilleros del Barrio 18.

La ocasión fue aprovechada por el Gobierno que lanzó una campaña de propaganda asegurando la seguridad de los salvadoreños, restringiendo la libertad de locomoción de los pobladores.

El 24 de marzo, cuando otro supuesto delincuente fue asesinado en ciudad Dolores, departamento de Cabañas, por militares.

Al menos cuatro muertes más sucedieron los días siguientes, pero no todos fueron reportados como asesinatos, uno de los crímenes fue el asesinato de la lideresa en la lucha por los derechos de la mujer Rosa Elvira Flores Martínez, quien había desaparecido el 19 de marzo. Su cuerpo fue hallado dentro de un cañal de la zona. Su muerte no fue reportada como homicidio por las autoridades.

El 28 de marzo, el perfil de la PNC indicó que habían encontrado el cadáver de una anciana de 79 años de edad, pero tampoco fue incluida el la estadística a pesar de tratarse de un homicidio.

El 30 de marzo, el cadáver de un hombre fue encontrado en el baúl de un vehículo que se accidentó en el municipio de Quezaltepeque, en La Libertad, el hecho fue reportado por las autoridades como homicidio, pero el crimen tampoco forma parte de los números oficiales.

Para finalizar, la noche del 31 de marzo la corporación policial reportó la captura de una mujer identificada como Ada Estefani Mata, de 24 años, a quien acusaron de haber asesinado a su propio bebé y posteriormente haberle mutilado. El caso está en investigación y tampoco fue contabilizado en los datos oficiales.

Los números ofrecidos en la campaña de propaganda del estado para el mes de marzo duplican los conocidos del mes de febrero, pero se desconoce hasta donde los verdaderos asesinatos en el país son ocultados de la mirada pública, a pesar de ser conocidos algunos casos no contabilizados por la población.

Según la Policía Nacional Civil, los datos sobre homicidios y feminicidios están bajo reserva de información, de acuerdo a la resolución PNC/DG/COP/1.1-A-A-001.05-2022 de la oficina de Acceso a la Información Pública.

Las muertes de supuestos pandilleros no son incluidas en las estadísticas oficiales, ni las osamentas encontradas ni las desapasiones forzadas, pero los datos actuales son comparados permanentemente con números de los anteriores gobiernos que si los contabilizaban.