Ganadora del Premio Nobel de la Paz 2023 se encuentra encarcelada en Irán

0
305

El Premio Nobel de la Paz 2023 fue concedido a la activista iraní de derechos humanos Narges Mohammadi.

La activista de 51 años está actualmente cumpliendo una larga condena en la prisión de Evin en Teherán.

El comité del Nobel señaló que Mohammadi recibe el premio por “su lucha contra la opresión de las mujeres en Irán y sus esfuerzos por promover los derechos humanos y la libertad para todos”.

“En 2011 fue arrestada por primera vez y sentenciada a varios años de prisión por sus esfuerzos para ayudar a los activistas encarcelados y sus familias”, declaró el comité.

La decisión del comité Nobel de conceder el premio de la paz a Narges Mohammadi se produce después de más de un año de protestas en el país encabezadas por mujeres.

El comité del Nobel menciona en su comunicado a Mahsa Amini, una joven de 22 años, cuya muerte bajo custodia de la policía iraní el año pasado desencadenó un año de protestas antigubernamentales en el país.

Narges Mohammadi
Narges Mohammadi está cumpliendo una larga sentencia en prisión en Teherán. (Foto: GETTY IMAGES)

“El lema de las protestas – ‘mujer, vida, libertad’ – expresa adecuadamente la dedicación al trabajo de Narges Mohammadi”, dijo Berit Reiss-Andersen, jefa del Comité Noruego del Nobel en Oslo.

“Ella lucha por las mujeres contra la discriminación y la opresión sistémicas”, dice.

Apoya la lucha de las mujeres por vivir “una vida plena y digna”.

Destacada activista

Narges Mohammadi ha sido durante años una destacada figura de derechos humanos en Irán.

Es vicepresidenta del Centro de Defensores de los Derechos Humanos en Irán, fundado por la también premio Nobel Shirin Ebadi.

A pesar de estar en prisión casi continuamente desde 2010, ha logrado dar a conocer los abusos que se viven en el país, incluso desde dentro de la prisión.

Su marido, un activista político, vive en el exilio con sus dos hijos.

Mohammadi, de 51 años, ha sido arrestada 13 veces, condenada cinco veces y sentenciada a un total de 31 años de prisión. Actualmente, se encuentra en prisión cumpliendo una condena por “difundir propaganda”.

El año pasado, en una carta desde la prisión de Evin en Teherán, detalló cómo las mujeres detenidas en las protestas antigubernamentales que entonces arrasaban el país estaban siendo abusadas sexual y físicamente.

Tal como explica Raffi Berg, editor de Medio Oriente de la BBC, el hecho de que Mohammadi haya recibido el premio de la paz más prestigioso del mundo le otorga ahora a la activista un nivel de reconocimiento internacional que no será bien recibido por Irán.

prisión de Evin
Mohammadi está cumpliendo una condena en la prisión de Evin por “difundir propaganda”. (Foto: REUTERS)

En diciembre pasado, Mohammadi escribió desde prisión a la BBC detalles desgarradores sobre cómo las mujeres detenidas en manifestaciones estaban siendo abusadas sexual y físicamente.

Y dijo que este tipo de agresiones se habían vuelto más comunes durante las protestas masivas provocadas por la muerte de Mahsa Amini.

Los disturbios en Irán en 2022 se extendieron rápidamente por todo el país, con demandas que iban desde más libertades hasta el derrocamiento del Estado.

Las imágenes de mujeres iraníes desafiantes prendiendo fuego a sus velos y cantando “mujeres, vida, libertad” dieron la vuelta al mundo.

Las autoridades reprimieron fuertemente las protestas y en gran medida han amainado.

Al anunciar el premio para Mohammadi, el Comité del Nobel declaró que espera que Irán libere de prisión a la activista para que pueda asistir a la ceremonia de premiación en diciembre.

“Si las autoridades iraníes toman la decisión correcta, la liberarán para que pueda estar presente y recibir este honor, que es lo que principalmente esperamos”, dijo Berit Reiss-Andersen, jefa del Comité Bobel