Fiscalía pide a jueza que exonere de cargos a Douglas Meléndez

0
1703

La Fiscalía General de la República,FGR, pidió este martes a la Jueza Primera de Paz de San Salvador que exonere definitivamente de cargos penales al ex fiscal general Douglas Meléndez, sobre el que pesan por lo menos una docena de denuncias acusándolo de cometer los delitos de incumplimiento de deberes, actos arbitrarios y desobediencia en perjuicio de la administración de justicia y la administración pública.

Contrario a lo que ha venido haciendo, esta vez la FGR actuó con gran sigilo y se abstuvo de dar a conocer los pormenores de los cargos y denuncias que se han formulado contra el ahora imputado; sin embargo, destaca que el ente investigativo del Estado ha pedido a la juzgadora que sobresea definitivamente a Meléndez, lo que equivale a pedir que lo exonere totalmente de los cargos que se le imputan.

Según la oficina de información del Centro Judicial Isidro Menéndez, el ente investigador del Estado presentó el requerimiento contra Meléndez el 20 de septiembre, después que este se pusiera a salvo de una posible captura y saliera del país hacia los Estados Unidos de Norteamérica.

Llama la atención que las diligencias se tramitaron en el más completo “sigilo” a pesar del escándalo público que han provocado las innumerables denuncias que existen contra el ex funcionario señalado especialmente por “montar” casos mediante la utilización de pruebas señaladas como ilícitas.

El más sonado de los casos por los que Meléndez fue denunciado ante la Fiscalía General de la República ha sido el denominado Rais-Martínez al que se le dio inicio utilizando para ello grabaciones telefónicas ilegales cuyo valor probatorio estaba extinguido y por la falta de autorización judicial.

Al caso Rais Martínez, le siguieron otros no menos importantes como el caso contra el presidente de la empresa harinera GUMARSAL Wilfredo Samayoa, quien también ha denunciado a Meléndez de haber montado un proceso fraudulento para favorecer a sus competidores.

En el más reciente de los casos, denominado corruptela, cuatro fiscales y dos empleados administrativos de la FGR, denunciaron ante la Procuraduría Para la Defensa de los Derechos Humanos y ante el mismo tribunal que conoce de los casos mencionados con anterioridad, la existencia de una red delincuencial bajo las ordenes del entonces fiscal Douglas Arquimides, a quienes acusaron haberlos obligado a mentir en el caso corruptela mediante amenazas y torturas sicológicas.

De acuerdo a sus propias declaraciones, los fiscales fueron obligados a declarar en calidad de testigos criteriados, calidad a la que renunciaron luego que se frustraran los intentos por reelegirse del ex fiscal Meléndez, lo que permitió conocer lo que en silencio, a sotto voce, se comentaba: que en la FGR había un nutrido grupos de fiscales vinculados al crimen organizado.

Contradictoriamente y en una supuesta operación de “protección”, el ex fiscal Meléndez ordenó judicializar las diligencias contra once fiscales denunciados sobre averiguar delitos de falsedad, fraude procesal, entre otros, pero irrisoriamente el requerimiento carecía de elementos para que el juez pudiera procesarlos. Además la FGR pidió al tribunal que sobreseyó definitivamente a los imputados y por lo que estos han quedado exonerados. Lo mismo parece haber ocurrido en el caso del ex fiscal Meléndez, lo que de ser cierto, traería graves consecuencias a la actual administración del Ministerio Público.

En el caso de Douglas Meléndez, se desconoce el contenido del requerimiento pero es de suponer que también se han omitido elementos importantes para su enjuiciamiento; de los contrario no estarían solicitando la figura del sobreseimiento definitivo.

Contrario a como lo ha venido haciendo hasta ahora, la Fiscalía no hizo anuncio alguno de haber formulado el requerimiento, ni de forma ni de fondo y solo se ha destacado su voluntad y deseo de que prescriba cualquier acción penal en contra del ex fiscal Douglas Meléndez.