Ex director del Centro de Escuchas de la FGR admite ilegalidades en caso Rais-Martínez

0
1205

El ex director del Centro de Escuchas Telefónicas de la Fiscalía General de la República, Alcides Campos Crespo, confesó ante un juez que las intervenciones telefónicas utilizadas por la FGR para procesar a los imputados en el caso Rais- Martínez, fueron obtenidas ilegalmente.

De acuerdo con los abogados defensores del empresario Enrique Rais Campos Crespo reconoció judicialmente que decidió ampliar las escuchas telefónicas por su cuenta y riesgo para incriminar tanto al conocido empresario como al ex fiscal Luis Martínez.

Alcides Campos Crespo realizó ampliación de escuchas que habían vencido en abril del 2015 y con las cuales se procesó a Martínez por los supuestos delitos de cohecho propio y cohecho activo.

El funcionario de la FGR reconoce que las diligencias que practicó no fueron conocidas ni avaladas por el entonces fiscal Martínez por lo que se trata de evidencias falsas obtenidas ilícitamente para “armar” el caso Rais Martínez..

Ante ello, el ex titular del Ministerio Público no podría conocer los hechos y sería improcedente la acusación en su contra, sostiene el licenciado Hernán Cortez, apoderado legal de empresario Enrique Rais.

Los abogados defensores de Rais así como del ex fiscal Martínez, denunciaron dichas irregularidades en medios de comunicación con avisos al fiscal Douglas Meléndez, a la Procuradora de los Derechos Humanos e inclusive con aviso a la embajadora de los Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, sin resultado alguno. Solo hasta ahora se conoce de la confesión del director del centro de escuchas de la fgr.

“A partir de este momento, yo voy a asumir la responsabilidad y las consecuencias que se generen producto de esa ampliación que vamos hacer, y yo no le voy a informar al fiscal general en turno sobre esa ampliación” sostuvo Campos Crespo ante el tribunal.

Más recientemente otra fiscal “técnico” de la FGR reconoció ante un juez de Cámara que en el caso Rais Martínez  se habían utilizado grabaciones que no habían sido autorizadas por un juez como lo dispone la ley. La técnico se limito a decir al juez “perdón señor juez, nos equivocamos. Una equivocación que mantiene a Martínez en la cárcel desde hace casi tres años y al empresario Rais en una especie de ostracismo fuera del país.

El cinco de enero de este año, misma fecha en que Douglas Arquimides Meléndez entregó la FGR al actual titular Raul Melara Morán, el funcionario saliente judicializó el expediente en el que constaban la denuncias contra una estructura dentro de la FGR que se dedicaba a inventar pruebas para montar casos al gusto del ex fiscal Meléndez. Paradógicamente , el mismo Meléndez solicitó sobreseimiento definitivo para todos los imputados, solicitud a la que accedió el juez con una resolución de la que la Cámara respectiva está conociendo en alzada.

Otros detalles relevantes que acreditan la actividad ilícita y arbitraria con la que se ha manejado el caso Rais-Martínez y que han sido denunciados judicial y públicamente son las siguientes:

Consta en el juicio que tanto el empresario Rais como el ex fiscal Luis Martínez fueron llamados con engaños a la sede de la Fiscalía General de la República, donde se realizaría una audiencia de Revisión  de Medidas Cautelares; sin embargo, fueron detenidos arbitrariamente. Fue hasta tres días más tarde que se les dijo que se trataba de un Requerimiento Fiscal.

Consta a folios 697 y 711 que una misma agente auxiliar identificada como Xenia Lizett, efectuó dos entrevistas  a dos personas distintas , a la misma hora y lugar.

También consta en el expediente que la ingeniero Ena Maricela Granados remitió  un informe en el que hacía constar que los audios que sirvieron para enjuiciar a Rais y Martínez habían sido “seleccionados” lo que indica que habían sido manipulados. Aparecen escuchas que fueron realizadas 48 horas antes de que fueran solicitadas al juez.

A partir de la confesión del ex director del Centro de Escuchas Telefónicas de la FGR, Alcides Campos Crespo, sobre la manera en que se han “fabricado”  pruebas en el caso Rais Martínez, lo menos que la ciudadanía puede esperar es que el señor Fiscal Raul Melara Morán, revise las denuncias por las que once fiscales fueron procesados, aunque con resultado negativo, y de cumplimiento a su palabra, que es palabra de honor, y corrija la injusticia que se ha cometido en al famoso caso Rais Martínez.

 

 

Siendo así que la acusación hecha en su contra por el presunto delito de omisión de investigación serían improcedentes.