Policía de Nueva York alerta a agentes sobre ataques de miembros de la MS-13

0
1514

El Departamento de Policía de Nueva York emitió una alerta de seguridad para los oficiales que residen en Long Island, luego de que la temida pandilla MS-13 hiciera una amenaza no verificada contra los agentes de la ley.

Los oficiales en la zona de Long Island deben tomar precauciones, particularmente en sus días de descanso, ante un posible ataque de la MS-13, con gran presencia en esa isla donde han cometido varios asesinatos.

En un memorando a sus agentes, la policía les advierte que el departamento ha recibido amenazas contra miembros del servicio que viven en las localidades de Brentwood y Central Islip así como en Patchoque, y que el ataque tendría el objetivo de “ganar credibilidad en la calle”, según medios locales.

Alertan además de que miembros de la MS-13 han estado llevando a cabo actividades de reconocimiento de residencias privadas de los agentes, por lo que deben estar atentos y tomar precauciones extraordinarias, como cambiar rutinas y no perder de vista cualquier coche extraño, particularmente si está cerca de sus hogares en su día de descanso.

La MS-13 o Mara Salvatrucha, integrada en su mayoría por jóvenes latinos (en especial salvadoreños), ha tenido presencia en Long Island durante la última década, en particular en Brentwood y Central Islip,

Se les acusa del asesinado de varios jóvenes ya sea por ser miembros de pandillas rivales o negarse a ser parte del grupo, y de otras actividades criminales.

No es la primera vez que la pandilla envía amenazas a la policía. En abril de 2018, el NYPD investigó reportes similares. En aquel momento, las autoridades en Long Island, así como otras agencias en toda la ciudad, implementaron la “alerta máxima” luego de que la pandilla exigiera la ejecución de un oficial de policía “como lo hacemos en El Salvador”.

La alerta fue emitida “por precaución”, según una fuente policial.

La amenaza surgió tras el arresto y encarcelamiento del mayor y más temido de sus líderes, Miguel Ángel Corea Díaz, conocido en las calles como el “padre de la muerte”.