El Salvador estaría formulando el proyecto más importante para el comercio mundial desde el Canal de Panamá

0
3056

El comisionado presidencial de Proyectos Estratégicos, Cristian Flores, dijo durante la semana que el proyectado Tren del Pacífico de El Salvador conectará con el sistema ferroviario de Guatemala y el Tren Maya en México, y que el enlace por esa vía podría pasar por territorio estadounidense y llegar hasta el Canadá.

El concepto podría convertirse en el más ambicioso proyecto que se ha generado en Centroamérica desde el Canal de Panamá, pues se convertiría en una vía seca que movería mercancías y pasajeros a través de todo el hemisferio norte del continente americano.

Según el funcionario, las autoridades salvadoreñas evalúan un proyecto que no se limite a solo un tren de carga, si no al transporte de pasajeros.

La primera fase del proyecto del Tren del Pacífico conectará desde San Salvador hacia el puerto de Acajutla, Sonsonate, para facilitar el movimiento del principal puerto de carga marítima de El Salvador.

«La segunda fase, dijo Flores, lleva la conectividad hacia una salida al Atlántico con un puerto de Guatemala y con el Tren Maya de México», explicó.

El proyecto, se espera, inicie en junio de 2023 al empezar sus pruebas.

Una tercera fase sería extender el transporte hacia el oriente de El Salvador, hasta el Golfo de Fonseca, donde se haría un puente o un túnel para unirlo a Nicaragua y de ahí a Costa Rica y Panamá.

Flores indicó que una empresa española y otra mexicana están interesadas en operar el Tren del Pacífico. El proyecto es apoyado financieramente por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

El BCIE logró una cooperación técnica por 450 mil dólares para el país, aprobada por la República de Corea en el marco del Fondo Fiduciario de Donante Único Corea-BCIE (KTF) para la consultoría técnica de la obra.

El recorrido del tren en su primera etapa comenzará en el Sitio del Niño, de ahí al el Puerto de Acajutla y concluirá en San Salvador, unos 103 kilómetros, a un costo de unos 300 millones de dólares.

El director del BCIE para El Salvador, Luis Eduardo Rodríguez, señaló que la institución que dirige ya se encuentra en la estructuración del financiamiento para la construcción del Tren del Pacífico.