El Salvador es el menos beneficiado con fondos bilaterales de la Alianza para la Prosperidad

0
923

El secretario Técnico y de Planificación de la Presidencia, Roberto Lorenzana, informó que en la pasada reunión sostenida en Guatemala entre los mandatarios del Triángulo Norte y el vicepresidente de los Estados Unidos de América, Joseph Biden, El Salvador fue enterado que recibirá $65 millones en el marco del Plan Alianza para la Prosperidad.

La distribución de lo aprobados por el Congreso de Estados Unidos destinado al Plan Alianza para la Prosperidad ($750 millones), es con la finalidad de impulsar proyectos que eleven la calidad de vida y las oportunidades para las poblaciones de los tres países centroamericanos comprendidos en el denominado Triángulo Norte (El Salvador, Honduras y Guatemala).

A Guatemala le otorgaron $112 millones y a Honduras $98 millones, siendo el Salvador el país menos beneficiado con cooperación bilateral.

No obstante, el funcionario también explicó que existe otra parte de los fondos destinada a cooperación regional, superior a los $400 millones a la que también los países del Triángulo Norte pueden aplicar.

“También hay que decir que los Gobiernos no van a recibir ese dinero, sino que la ejecución, hoy por hoy, ha sido asignada a la Agencia de Cooperación de los Estados Unidos –AID–. Son ellos los que van a ejecutar esos proyectos, (…) con base en los planes que hemos acordado los tres países en el Plan de la Alianza para la Prosperidad”, sostuvo Lorenzana.

Lorenzana también reveló que el vicepresidente Biden exhortó a los tres presidentes a iniciar la ruta para preparar una nueva gestión presupuestaria para 2017. “Los países vamos a empezarnos a preparar, tenemos una reunión técnica en las próximas semanas los tres países, justamente para definir cuáles son los proyectos que vamos a proponer para una nueva cooperación en el año 2017”.

En cuanto a los montos de distribución de los fondos, el secretario de planificación destacó que es importante recordar que El Salvador cuenta también con otra cooperación del pueblo y Gobierno de los Estados Unidos: el Fomilenio II, que no lo tienen las demás naciones de Triángulo.

Por otra parte, Lorenzana reiteró que tanto el Gobierno de El Salvador como el de los otros países del Triángulo han asumido un serio compromiso para trabajar por reducir la migración, presentar planes específicos y mejorar la transparencia en la gestión.

Sin embargo, el gobierno salvadoreño es el único que se niega a instalar una Comisión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad (CICIES) similar a la CICIG en Guatemala, que ha destapado grandes círculos de corrupción, o la MACCIH que será instalada en Honduras este martes, bajo los auspicios de La Organización de Estados Americanos (OEA).

El gobierno norteamericano a indicado vehementemente que espera la instalación se una Comisión similar en El Salvador, sin embargo, tanto el Ejecutivo como el Poder Judicial, en manos del oficialista FMLN, se niegan a permitir la instalación de un CICIES en el país.

En el encuentro participaron los presidentes de El Salvador, Honduras y Guatemala, Salvador Sánchez Cerén, Juan Orlando Hernández y Jimmy Morales, respectivamente; además del vicemandatario estadounidense. El cónclave se realizó en el contexto de la toma de posesión del jefe de Estado guatemalteco Jimmy Morales.