«El Niño» podría hacer estragos en El Salvador

0
417

La coordinadora del Área de Clima y Agrometeorología del Ministerio del Medio Ambiente (MARN), Sidia Marinero, puntualizó ante periodistas que hay un 60 por ciento de probabilidades de que en julio tome la batuta el “evento masculino” de El Niño, para traer mayores temperaturas y posibles sequías, incluyendo una etapa de “canícula”.

Aunque el país pasa por un periodo que las autoridades califican de “neutral”, el aumento de temperaturas es sensible por la población, con medias de 32 grados y puntos de calor donde el termómetro a veces topa los 40 grados centígrados.

Marinero aseguró que El Niño, lo más seguro se haga presente entre julio y agosto, por lo que puede venir un periodo de disminución de lluvias tanto en la frecuencia como en el acumulado del año, así como posibles sequías.

No obstante, las predicciones a veces no resultan y en el comportamiento del “muchacho”, no todos los períodos son iguales. “No es que deje de llover, sino que se tendrá una temporada menos lluviosa en comparación con años anteriores y habrá aumento de temperaturas, explicó.

La especialista indicó que El Niño regresa luego de cuatro años, pues la última vez que asomó su cara fue en 2019.

De 2020 a inicios de 2023 estaba en el trono la hermana, La Niña, que mantuvo un comportamiento diferente. En 2020 llovió mucho y se superó el promedio anual, que es de mil 898 milímetros, en 2021 se quedó en el promedio y en 2022 los pluviómetros marcaron cifras record de precipitaciones.

Destaco Marinero que estas anomalías no tienen duración de tiempo específica, depende mucho del comportamiento de las corrientes oceánicas, lo que afecta en las diferencias de presión de la atmósfera.

Apuntó la experta que nunca se registró un fenómeno que dure más de cinco años. Este evento recién terminado, La Niña, fue uno de los más largos, con 30 meses.

El calentamiento global en general hace que las temperaturas aumenten, que haya más nubes y que las lluvias aumenten, dijo.

Ya estamos dejando atrás a La Niña y entrando a condición neutral, y si el calentamiento que estamos registrando persiste y alcanza el 0.5 o más por tres meses, ya se declara que estamos en condiciones de El Niño.

En estas conductas de los “infantes” por supuesto, influyen mucho en los últimos años los efectos del cambio climático que enfrenta el mundo, aseguran expertos.