EEUU otorgará $500 millones adicionales al Triángulo Norte en Plan Prosperidad

0
922
Martínez informó a compatriotas residentes en Washington sobre objetivos y acciones que se impulsan con la Alianza para la Prosperidad.

La región conocida como el Triángulo norte centroamericano, conformado por Guatemala, Honduras y El Salvador, recibirá durante este 2016, 500 millones de dólares adicionales a los 750 millones ya anunciados por parte del Gobierno de EE.UU., en el marco del Plan de la Alianza para la Prosperidad, informó Hugo Martínez, cabeza de la cancillería salvadoreña.

“El vicepresidente (Biden) nos anunció que van a reorientar recursos de los años fiscales 2014 y 2015 para apoyar el Plan de la Alianza para la Prosperidad en el Triángulo Norte. Como mínimo serán 500 millones de dólares, que son adicionales a los 750 millones que aprobó el Congreso en diciembre”, indicó Martínez en un encuentro con salvadoreños de la diáspora en Washington.

Esta nueva partida irá destinada, como el conjunto del proyecto acordado en noviembre de 2014, a reforzar las instituciones, mejorar la seguridad y frenar la migración irregular de los ciudadanos del Triángulo Norte.

“Será más rápido acceder a esos 500 millones de dólares porque ya están en las agencias (de EE.UU.), ya siguieron los procedimientos del Congreso, y luego se podrá acceder a los 750 millones”, matizó el canciller salvadoreño, quien estimó que los 500 millones “se empezarán a ejecutar” en los próximos meses.

A finales de este año se comenzarán a ejecutar también los 750 millones aprobados por el Congreso estadounidense, que están sujetos a la consecución de objetivos en varios campos por parte de los países receptores, unos requisitos que, según Martínez, El Salvador ya ha cumplido.

Sin embargo, El Salvador es el único país que se niega a instaurar algún tipo de Comisión para la supervisión de la corrupción en el país.

De los 750 millones aprobados por el Congreso para el año fiscal 2016, que se repartirán entre los tres países, 183,5 millones de dólares serán destinados al Fondo de Apoyo Económico, 222 millones para el control internacional de narcóticos y aplicación de la ley, y los restantes 344,5 millones a otros programas de asistencia al desarrollo.

De los tres países beneficiados, El Salvador es el que recibirá el menor porcentaje.

En cuanto a los nuevos 500 millones, en febrero pasado, al presentar su propuesta presupuestaria para el año fiscal 2017, el presidente Obama ya incluyó una partida de otros 750 millones de dólares más de ayuda a Centroamérica, fundamentalmente para frenar la inmigración ilegal procedente de la región.