Nuevo embajador de EEUU es «un viejo amigo» del país

0
776

«Es un sueño hecho realidad poder regresar a este bello país ahora como embajador de los Estados Unidos», dijo a un grupo de periodistas nacionales e internacionales reunidos en el Aeropuerto Internacional de El Salvador a su llegada el nuevo embajador de los Estados Unidos de Norteamérica, William Duncan, quien recordó que hace 25 años vivió en el país con un cargo político en la misión diplomática que hoy viene a dirigir.

Duncan se ha desempeñado en diferentes países como diplomático antes de volver a El Salvador, tales como México, Paraguay, Madrid y Colómbia.

El nuevo embajador fue enfático al asegurar que Estados Unidos tiene un vínculo sólido con El Salvador y que es un «momento importante» de su relación bilateral.

«Este interés no solo para los Gobiernos sino también para nuestros pueblos», continuó Duncan.

«Sin duda tenemos una relación única como ninguna otra porque lo que nos une son las profundas conexiones familiares entre nuestra gente y los valores democráticos que compartimos», se extendió el diplomático de carrera.

Ese manera especial, el diplomático aseguró que su compromiso es «trabajar muy cerca y respetuosamente con el Gobierno de El Salvador y el pueblo salvadoreño para desarrollar una agenda más amplia que promueva los valores» que se comparten como «la prosperidad y la seguridad que todos queremos».

Al explicar el nuevo giro que tendrá la misión diplomática ubicada en Santa Elena, William Duncan aclaró que pretende «conocer de primera mano cuáles son las opiniones de los salvadoreños» y que quiere «escuchar a gente de todos los ámbitos para entender sus puntos de vista y descubrir juntos más formas para generar oportunidades para todos».

«Tienen mi pleno compromiso de que haré todo lo posible para fortalecer la relación y asociación entre El Salvador y los Estados Unidos», finalizó.

El embajador Duncan toma el timón de la Embajada Americana en momentos que el Gobierno estadounidense ha sancionado e incluido en listas de corrupción a funcionarios cercanos al presidente Bukele, entre ellos al secretario jurídico de la Presidencia, Conan Castro, y la jefa de su Gabinete, Carolina Recinos, además se encuentra también sancionado el ministro de Trabajo, Rolando Castro, por corrupción.