Ley de compras públicas facilitará «malas prácticas» en las compras gubernamentales

El órgano Legislativo derogó la Ley de Compras y Adquisiciones de la Administración Pública (LACAP)

0
424

La Asamblea Legislativa aprobó el miércoles una nueva Ley de Compras Públicas entre críticas de la oposición por supuestamente legalizar «malas prácticas» atribuidas al actual Gobierno.

Con 66 votos oficialistas, el Órgano Legislativo aprobó la normativa que, según su texto, establece las «normas básicas que regularán el ciclo de la compra pública» y sustituye la Ley de Compras y Adquisiciones de la Administración Pública (LACAP).

La LACAP tenía por “objeto establecer las normas básicas que regularan las acciones relativas a la planificación, adjudicación, contratación, seguimiento y liquidación de las adquisiciones de obras, bienes y servicios de cualquier naturaleza, que la Administración Púbica deba celebrar para la consecución de sus fines” .

Las adquisiciones y contrataciones de la Administración Púbica eran regidas por principios y valores tales como: no discriminación, publicidad, libre competencia, igualdad, ética, transparencia, imparcialidad, probidad, centralización normativa y descentralización operativa.

Según la legisladora opositora Claudia Ortiz, del partido Vamos, «la nueva forma de abusar de los recursos públicos ha sido a través de las compras del Estado, como en la pandemia».

«Lo que estamos viendo es la legalización de la vivienada (aprovechamiento) que hemos visto en malas prácticas en compras y contratos públicos en años anteriores de esta Administración», explicó a periodistas.

Por su parte, el diputado de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Rodrigo Ávila, lamentó que la ley no expresa una «prohibición concreta» de que los funcionarios participen y ganen contratos con el Estado, dejando abierta la posibilidad de «malas prácticas» en las contrataciones del Estado.

En defensa de la nueva ley y la derogación de la anterior ley de compras, el oficialista (GANA), Numan Salgado, aseguró que la ley derogada protegía «los intereses de los empresarios que toda la vida se beneficiaron de los contratos públicos».

Agregó que «ahora se libera esa situación» y que «va a ser la oferta y la demanda, y la transparencia» la que supuestamente prevalecerán.

Diversos sectores han criticado que la Asamblea Legislativa, a petición del Gobierno de Nayib Bukele, autorizó muchos proyectos sin que se realizaran los filtros que la ley LACAP establecía y que hoy, los malos actos o corrupción quedarían impunes ante la derogación..

Todos los proyectos emblemáticos de la Administración Bukele, entre ellos el Tren del Pacífico, Aeropuerto Internacional del Pacífico y de la construcción de cárceles, quedan a merced del control «casi nulo», al desaparecer la LACAP.