Dictadura nicaragüense le envió una carta de solidaridad a la Kirchner tras su condena por corrupta

Junto a su esposa, Rosario Murillo, envió su respaldo a la vicepresidenta argentina “con admiración, respeto y cariño, en estos momentos duros”

0
401

El dictador de Nicaragua, Daniel Ortega; y su esposa, Rosario Murillo, se solidarizaron con la vicepresidenta de Argentina, Cristina Kirchner, tras la condena a seis años de prisión por corrupción. A través de una breve carta, manifestaron su apoyo a la política argentina.

“Cristina, Compañera: a Usted, con admiración, respeto y cariño, en estos momentos duros, cuando su valentía y la de su Pueblo se muestran una vez más, desafiantes y capaces de trascender las miserias, y de crecer, todavía más, en la dimensión histórica que los ha hecho, y hace grandes”, comienza el escrito.

Y concluye: “Nuestra Solidaridad en todas las luchas y en el Siempre Más Allá, indoblegable, lúcido, de formidable y profunda espiritualidad. Seguros de que Seguimos Venciendo, cuente Usted con nosotr@s. Fuertes y Fraternales Abrazos”.

La misiva está firmada por Daniel Ortega y Rosario Murillo.

La vicepresidenta de Argentina fue condenada este martes a 6 años de prisión en un juicio por irregularidades en la concesión de obras viales durante los Gobiernos kirchneristas (2003-2015).

Al dictar sentencia en un juicio que se había iniciado en mayo de 2019, el Tribunal Oral Federal 2 también condenó a la ex presidenta a la pena de inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

Los jueces hallaron culpable a Cristina Kirchner del delito de administración fraudulenta de fondos públicos, pero la absolvieron en los cargos por presunta asociación ilícita.

La pena dispuesta para Kirchner en la denominada “causa Vialidad” es menor a la de 12 años de cárcel que había solicitado en agosto pasado la Fiscalía en los alegatos finales de este proceso.

El tribunal oral también ordenó decomisar los efectos del delito, que consisten en una suma de 84.835 millones de pesos (482 millones de dólares).

Cristina Kirchner

Cristina Kirchner

La ex presidenta, de 69 años y quien en principio goza de inmunidad hasta diciembre de 2023 en razón de su cargo en el Ejecutivo, tiene el derecho de recurrir la sentencia ante tribunales superiores.

En este proceso se juzgaron irregularidades en la concesión de 51 obras públicas a firmas del empresario Lázaro Báez durante los Gobiernos del fallecido Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) en la austral provincia de Santa Cruz, cuna política del kirchnerismo.

Además de condenar a Cristina Kirchner, el tribunal también impuso una pena de 6 años de prisión para Lázaro Báez, el ex secretario de Obras Públicas José López y el ex titular de la Dirección Nacional de Vialidad Nelson Periotti.

También impuso diversas penas de entre 3 años y medio y 5 años a los ex titulares de Vialidad Nacional en Santa Cruz Mauricio Collareda y Raúl Daruich, a los ex presidentes de la Agencia Provincial de Vialidad en Santa Cruz Raúl Pavesi y José Raúl Santibañez y a Juan Carlos Villafañe, ex alcalde de la sureña ciudad de Río Gallegos y ex presidente de Vialidad de Santa Cruz.

Por otra parte, el tribunal absolvió a Julio De Vido, ministro de planificación Federal de Argentina entre 2003 y 2015; Abel Fatala, ex subsecretario de Obras Públicas de Argentina; y Héctor Garro, ex presidente de la Agencia Provincial de Vialidad en Santa Cruz.

En el caso de Carlos Kirchner, primo del ex presidente Néstor Kirchner y ex titular de la Subsecretaría de Coordinación de Obra Pública Federal, los jueces lo absolvieron por el delito de asociación ilícita y dictaron su sobreseímiento por incumplimiento de los deberes de funcionario público al considerar que ese delito había prescrito.

La vicepresidenta, que en los últimos años ha sorteado los pedidos de prisión preventiva dictados en su contra en diversas causas -en muchas de las cuales fue sobreseída- gracias a los fueros que la protegen, siempre ha defendido su inocencia y ha asegurado ser blanco de un hostigamiento judicial y político.

En su tramo final, el juicio se vio sacudido por el atentado que sufrió Cristina Kirchner el 1 de septiembre, cuando un hombre intentó dispararle en las puertas de su domicilio en Buenos Aires, mientras un grupo de seguidores demostraba su apoyo a la vicepresidente en el proceso judicial.