Deuda del Gobierno pone al país al borde del racionamiento eléctrico

0
725

El Salvador está al borde del racionamiento eléctrico porque el Gobierno adeuda a las distribuidoras casi 53 millones de dólares por concepto de subsidios, advirtieron dos gremiales de empresarios.

El presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Javier Simán, señaló que el impago gubernamental ha llevado a las distribuidoras a incumplir sus “contratos bilaterales” con empresas generadoras de Guatemala, de donde importan energía.

“Los generadores se están quedando sin combustibles y sin poder reemplazar esos inventarios y esa situación nos podría llevar al racionamiento de la energía en los próximos meses”, advirtió.

Añadió que esta situación se agrava porque la represas salvadoreñas “no están en sus niveles más altos” y la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), la principal generadora salvadoreña, “no puede abastecer toda la energía del país”.

Por su parte, la directora ejecutiva de la Cámara Americana de Comercio (Amcham), Carmen Aída Muñoz, llamó al ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, a que “se haga responsable del pago”, cuyos fondos debían ser cubiertos por la emisión de 550 millones de dólares en bonos que el Congreso autorizó en noviembre de 2016.

La emisión fue aprobada para que el Gobierno cancelara obligaciones vencidas para evitar el “default” de la deuda pública.

Por su parte, la presidenta de la Amcham, Claudia de Ibañez, acotó que esta situación “envía un mensaje que no es positivo a los inversionistas y por eso es importante que pongamos orden y que el Gobierno pueda cumplir con el pago del subsidio que adeuda”.

El Gobierno paga una parte de la factura eléctrica de los hogares que consumen mensualmente entre uno y noventa y nueve kilovatios hora.

Según la ASI y Amcham, el Ejecutivo de Salvador Sánchez Cerén debe a las distribuidoras 45,8 millones de dólares de 2016 y 7,2 millones de enero del corriente año.