Desacuerdo sobre supuesto hallazgo de los restos de Carla Ayala enfrenta de nuevo a la FGR con la PNC

0
1103

Las declaraciones de la Policía Nacional Civil, PNC, y de la Fiscalía General de la República, FGR, en relación al supuesto hallazgo de los restos de la agente Carla Ayala Palacios, supuestamente asesinada por su compañero de labores, Josué Castillo el 29 de diciembre, enfrentó de nuevo a las dos instituciones que n o logran ponerse de acuerdo.

A pesar de que el director de la Policía nacional, Howard Cotto, dio por sentado que los restos óseos descubiertos en un predio de San Francisco Javier, Usulután, podrían pertenecer a la agente Carla Ayala, declaraciones de la Fiscalía General de la República contradijeron al funcionario policial asegurando que solo se trata de un hallazgo que tiene que ser sometido a peritajes por parte de Medicina Legal.

“Tenemos fuertes indicios de haber localizado ya el cuerpo de nuestra compañera. Lo hemos encontrado en una fosa donde a simple vista podemos observar una osamenta”, anunció Howard Cotto, director de la PNC en una conferencia de prensa, a las 5:30 a.m., del viernes en la sede central de la Policía.

La versión del jefe policial fue contradicha por la Fiscal a cargo de la Unidad Especializada de Delitos de Homicidio de la FGR, Guadalupe Echeverría, quien afirmó que: “La única conclusión a la que podemos llegar ahorita es que efectivamente se ha realizado una exhumación de unos restos óseos de los cuales estamos a la espera de que sean trasladados a Medicina Legal para que se le hagan los peritajes correspondientes”.

La jefa fiscal dijo que pese al hallazgo de la osamenta, la institución “no se puede arriesgar” a establecer que se trata del cuerpo de la agente desaparecida. “Nosotros siempre hemos pedido prudencia para este caso en razón de que puede afectar el proceso en algún momento”, agregó la jefa fiscal Guadalupe Echeverría.

“no se puede arriesgar” a establecer que se trata del cuerpo de la agente desaparecida, dijo la jefa fiscal Guadalupe Echeverría. La agente Carla Ayala desapareció el 29 de diciembre del año pasado en el marco de una “fiesta” de año nuevo que se llevó a cabo en la sede de la GRP, grupo élite de la PNC, donde se consumió licor.

Echeverría dijo que Medicina Legal hará un estudio antropológico de los restos; luego, cotejarán las muestras de ADN en Genética Forense para “establecer la identidad de la víctima”, que es lo mismo a decir que el lugar donde supuestamente fue enterrada la agente Ayala Palacios, sigue siendo un misterio.