Declaraciones Finales de la Secretaria Nielsen en la IV Reunión de Seguridad del Triángulo Norte

0
1518

Gracias a todos.

Me complace anunciar que tuvimos una reunión productiva.

Me gustaría comenzar reconociendo a mis contrapartes del Triángulo Norte por el compromiso demostrado para abordar la crisis humanitaria y de seguridad que todos enfrentamos.

Hoy hemos declarado un compromiso histórico, a través de nuestra declaración conjunta, para enfrentar el desafío que plantea la migración irregular.

Durante los últimos dos años, he estado trabajando con mis colegas para encontrar acciones conjuntas que podamos llevar a cabo. He realizado casi una docena de viajes al Triángulo Norte y México y he organizado dos conferencias sobre seguridad y prosperidad. Estos problemas son importantes para mí, para el Departamento de Seguridad Nacional y para los Estados Unidos.

Hoy, hemos declarado nuestra intención mutua de acabar con los traficantes que se están beneficiando de la miseria humana.

Y hemos declarado nuestra resolución de poner orden donde hay caos, de que los delincuentes y las pandillas enfrenten la justicia, y de compartir información para asegurar nuestras fronteras, nuestros pueblos y nuestra forma de vida.

Agradezco a mis colegas por su determinación de aumentar la cooperación con los Estados Unidos para detener la formación y el movimiento de caravanas ilegales y las redes que lo facilitan.

Los delincuentes muestran poca consideración por el bienestar de las personas vulnerables que explotan.

Y todos estamos de acuerdo: ya es suficiente. No podemos permitir que los niños sean utilizados como peones o que las mujeres sean agredidas sexualmente en el terrible viaje hacia el norte.

Debemos poner fin a la situación y ayudar a las personas vulnerables a acercarse a su hogar.

Con ese fin, me complace observar que mis contrapartes en El Salvador, Honduras y Guatemala han acordado un plan de acción que resultará en un mejor intercambio de información, cooperación policial y comunicación pública para enfrentar la crisis.

Juntos, buscaremos nuevas iniciativas y fortaleceremos las antiguas, con el objetivo de hacer todo lo posible para abordar la situación desde sus orígenes y para hacer frente a las causas fundamentales de la migración irregular.

Mi llamado a la acción de hoy es el siguiente: pongamos manos a la obra y apeguémonos al cronograma acordado hoy.

Vamos a finalizar nuestro histórico pacto regional lo más rápido posible.

Y demostrémosle al mundo que estamos preparados para hacer lo correcto para proteger a nuestras comunidades, ayudar a las poblaciones vulnerables más cerca de casa y promover la prosperidad en toda la región.

Gracias.