Congreso de Guatemala eligió a un juez como nuevo vicepresidente

0
763
Alejandro Maldonado Aguirre.

“El ciudadano elegido vicepresidente de la República para finalizar el presente período es el licenciado Maldonado Aguirre”, proclamó el secretario del Congreso, tras una votación en la que el juez alcanzó 115 votos a favor, 14 en contra y 29 ausentes.

En apenas quince minutos, los diputados del Congreso de Guatemala consiguieron lo que no lograron durante dos días, ponerse de acuerdo y elegir a la persona que asumirá la segunda magistratura del país.
El juez de la Corte de Constitucionalidad venció a sus otros dos oponentes, Adela de Torrebiarte, comisionada presidencial para la Reforma Policial, quien alcanzó diez votos, y Adrián Zapata, secretario ejecutivo del gabinete de Desarrollo Rural, que sólo consiguió dos apoyos.

El Legislativo eligió a Maldonado Aguirre luego de que el país centroamericano se quedara sin vicepresidente tras la renuncia de Roxana Baldetti. La ex vicepresidente dimitió el viernes pasado, casi tres semanas después de que su ex secretario privado Juan Carlos Monzón Rojas fuera acusado de liderar una red contrabando y defraudación aduanera que operaba dentro de la oficina recaudadora de impuestos que fue desarticulada el pasado 16 de abril.
La vicepresidente también habría alertado a Monzón de los cargos en su contra cuando ambos se encontraban en un viaje en Corea del Sur. Mario Cano, abogado de Baldetti, presentó un recurso de amparo constitucional contra la Corte Suprema de Justicia.

La salida voluntaria de Baldetti, cuando faltan menos de 5 meses para las elecciones generales, supone la pérdida de la inmunidad que la tenía, cuyo levantamiento se disponía a analizar el Congreso después de que así lo dispusiera la Corte Suprema de Justicia.

Horas antes de que la dimisión de Baldetti fuera anunciada por el presidente Pérez Molina, el Supremo había rechazado un recurso de amparo presentado por los abogados de la ahora ex vicepresidente para evitar el proceso en el Parlamento.
El diputado Manuel de Jesús Barquín, de Libertad Democrática Renovada (Líder), indicó que su formación votó a favor para eliminar la idea difundida por los medios de comunicación de que el Congreso no era capaz de ponerse de acuerdo en un asunto de tal envergadura.

Luis Fernando Pérez, del Partido Republicano Institucional (PRI), quien también apoyó esta candidatura, dijo de Maldonado que es una persona “independiente”, capaz de buscar acuerdos y en cuya elección estuvo de acuerdo la mayoría de los funcionarios del ente Legislativo.

En este mismo sentido se pronunció el integrante de CREO Selvin Boanegres García, quien mostró su disposición para realizar una agenda con el nuevo vicepresidente y así “cambiar las reglas del juego” y hacer que la sociedad guatemalteca vuelva a creer en la política.

Los sufragios emitidos en contra de Maldonado surgieron de las bancadas minoritarias, quienes manifestaron su negativa a votar por una propuesta que desconocen y que no resuelve una crisis de Estado que es culpa del actual gobierno.

“Esta elección tiene el riesgo de definirse como ilegítima porque hay un clamor popular de ilegitimidad y la prueba de ello es que no acaba”, proclamó Amílcar de Jesús Pop, de Winaq, quien expresó su deseo de que el nuevo vicepresidente haga reformas importantes antes de que “colapsen” todas las estructuras por el aumento de la corrupción.

“El pueblo nos va a señalar con justa razón”, proclamó, y zanjó que esta situación puede conducir a una coyuntura social diferente donde se realicen las oportunas modificaciones del Estado.