Coexport advierte peligros de un Tratado de Libre Comercio con China

0
345

Sectores productivos y empresariales de El Salvador están pendientes por la negociación de un Tratado de Libre Comercio con la República Popular China (RPCH), se conoció en una entrevista televisada a la directora ejecutiva de la Corporación de Exportadores de El Salvador (Coexport), Silvia Cuéllar.

Aunque los empresarios y exportadores locales ven con buenos ojos la iniciativa, no dejan de estar alarmas advierten sobre la necesidad de excluir sectores estratégicos dentro del futuro acuerdo.

El presidente Nayib Bukele anunció el pasado 22 de noviembre que el Tratado de Libre Comercio (TLC) con la China Comunista sería un proceso “expedito” y desde entonces las negociaciones se mantienen en total hermeticidad, desconociendo el tejido productivo de El Salvador de los rubros que se intercambiarán en el comercio entre ambos países.

Cuellar mostró su preocupación por que si las importaciones se incrementan y se pacta una reducción de los impuestos sobre la mercancía china, la producción nacional podría salir perjudicada.

«Realmente lo que estamos haciendo no lo vamos a echar a perder, teniendo importaciones que no nos van a dar esa ventaja que ahora tenemos, lo que sí creemos nosotros es que es bien importante esa complementariedad que hay», explico la experta.

Cuéllar advirtió que los exportadores salvadoreños desconocen la demanda del mercado chino, ya que el volumen de venta al gigante asiático es muy limitado y habría que estudiar bien las posibilidades para inclinar la balanza en favor del país.

Durante 2022, El Salvador exportó apenas 47.4 millones de dólares a China, esto representó un descenso de 13.6 millones con respecto al 2021, mientras el volumen de importaciones colocó al gigante asiático como el segundo abastecedor del país.

De acuerdo a la directora de COEXPORT, los comerciantes salvadoreños requieren estar informados antes que el Gobierno proceda a aprobar el TLC de manera inconsulta y poder determinar los montos de los productos que son más favorables llevar al mercado chino.

«China es un mercado desconocido, tenemos que aprenderlo, entonces hay que ir, aprender de la cultura de ellos, aprender cuáles son las costumbres, cuáles son los productos, no lo tenemos», señaló Cuéllar.

Sectores como el Cafetero y productores de azúcar esperan lograr mayor producción en sus rubros y alcanzar mejores precios en el mercado Chino, sin embargo, el sector Plásticos y manufactura podrían ser aplastados por el Gigante Asiático.