Cadáver de Alejandro Muyshondt tendría signos de tortura y daños en el cerebro

Lucrecia Landaverde, abogado de la familia Bukele, dijo que el cuerpo del ex asesor de seguridad del presidente Nayib Bukele pareciera haber sufrido una lobotomía (daño con cirugía en su cerebro)

0
621

La abogada penalista Lucrecia Landaverde denunció el viernes que el cuerpo de Alejandro Muyshondt, ex asesor de Seguridad Nacional del Gobierno de Nayib Bukele y que falleció en custodia estatal, presenta señales de tortura.

«Existe un océano de dudas de cómo sucedió el deceso de esta persona. El cuerpo, además, tiene múltiples hematomas, múltiples evidencias de que fue de alguna manera torturado», aseguró la abogada a periodistas en compañía de Patricia Álvarez, madre de Muyshondt.

Landaverde describió que «se ven los golpes, se ven los hematomas, el cuerpo tiene agujeros» y «pareciera ser que le practicaron una lobotomía». Agregó que la familia no ha podido sepultar sus restos por la falta de documentación del hospital público -al que fue llevado por las autoridades- y acusó que de dicho centro sanitario «desaparece la evidencia».

«Nos entregan el cuerpo el día de ayer (8 de febrero de 2024), pero ocultaron y desaparecieron la información del Hospital Saldaña, donde supuestamente falleció, y no tienen ni un solo papel que nos permita acreditar que falleció allí o que, al menos, haya tenido alguna atención médica en ese lugar», y que en una sede de la Fiscalía les dijeron que aún no le habían realizado la autopsia, cuando el Instituto de Medicina Legal (IML), ente forense del Estado, les entregó el cadáver, detalló la abogada.

La madre de Muyshondt indicó que fuentes del hospital le habían informado que tuvo un derrame cerebrovascular, que le realizaron una craneotomía «espantosa» y que también tuvo una meningitis bacteriana para lo que «no tenían insumos en el hospital». Expresó que el IML señaló que la causa de muerte fue por «edema pulmonar».

«Ninguna madre tuviera que recibir su hijo así», dijo Álvarez

Muyshondt fue detenido en agosto de 2023, acusado de los delitos de revelación de hechos, actuaciones o documentos secretos por empleado oficial y favorecimiento de la evasión, en beneficio del expresidente Mauricio Funes (2009-2014), procesado penalmente en El Salvador, pero nacionalizado en Nicaragua.

Antes de la detención, Bukele publicó un mensaje en redes sociales donde señaló que «el Organismo de Inteligencia del Estado (OIE) descubrió que el señor Muyshondt actuaba como un doble agente desde el año 2019».