Buscan remover fiscal en caso Funes-Pignato

0
851
Fiscal Andrés Amaya Flores, a cargo del caso Funes-Pignato.

Diputados  del partido de gobierno, Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), han cerrado filas en torno a la decisión de elegir al actual jefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General, Andrés Amaya Flores, como presidente del Tribunal de Ética Gubernamental (TEG). Amaya Flores es el principal fiscal acusador en el juicio contra el ex presidente Mauricio Funes Cartagena, su hijo y ex esposa, Vanda Pignato, por enriquecimiento ilícito y otros presuntos delitos.

Aunque se desconoce quién o quiénes han propuesto a Amaya Flores para desempeñar el cargo de presidente del TEG, aparentemente se trata de una estrategia para apartar del juicio contra el ex mandatario al funcionario que conoce los pormenores estratégicos que podrían llevar a la cárcel al ex presidente efemelenista Funes Cartagena.  La Asamblea Legislativa tiene 12 candidatos en total y debe elegir antes del 25 de abril próximo.

Aunque las resoluciones de Tribunal de Etica Gubernamental no tienen carácter vinculante, tiene capacidad de influencia en otros organismos que pueden favorecer o afectar intereses específicos de personas o instituciones.

La más reciente de esas situaciones se dio cuando el actual presidente del TGE, Marcel Orestes Posada, calificó a priori al ex fiscal General Luis Martínez de “haber vendido la justicia” cuando fue titular del MP. Con dicha calificación Posada contribuyó al fortalecimiento de una hipótesis criminal que mantiene  en la cárcel al ex fiscal Martínez.

Martínez declaró en esa oportunidad que la condena del TEG en su contra “fue una venganza” debido a que, previamente,  la Fiscalía General de la República judicializó  en el juzgado de Zaragoza una denuncia por abuso familiar contra el actual presidente del Tribunal de Ética, Marcel Orestes Posada. Posada pretende reelegirse.

El fiscal Amaya Flores tiene más de 15 años de pertenecer a la Fiscalía General de la República, donde se ha desempeñado en distintas unidades de investigación relacionadas al combate de la corrupción gubernamental.

De los más de 15 años que tiene de fungir como fiscal especializado, en los últimos 10 años ha estado al frente de la referida unidad especializada anticorrupción del Ministerio Público. Esta división fiscal ha investigado en los últimos dos años, sonados casos de supuesta corrupción de ex funcionarios de Gobierno que previamente les fueron enviados por la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Probidad y la Unidad Anti corrupción de la Fiscalía General de la República, son piezas clave para en el actual proceso con tra el ex presidente Mauricio Funes Cartagena.

La Unidad Anticorrupción dirigida por Amaya Flores acusó a Funes, a su ex esposa  Vanda Pignato y su hijo Diego Funes, por una supuesto enriquecimiento ilícito de 728,000 dólares durante su período presidencial 2009-2014.

Entre los funcionarios y sus familiares que han sido condenados por la intervención de la Unidad Anti corrupción de la FGR figura el ex director del ISSS, Leonel Flores y su esposa. También el juicio contra el ex presidente Elías Antonio Saca se encuentra en manos de dicha unidad fiscal.