Desacuerdo entre Bukele y Norman Quijano por anuncio de que construirá escuelas con fondos de la Asamblea

1
1092

El presidente electo Nayib Bukele anunció a través de redes sociales que buscará reorientar la mitad del presupuesto destinado al nuevo edificio de la Asamblea Legislativa para la construcción de escuelas.

“Este lunes enviaré una pieza de correspondencia a la Asamblea Legislativa, que propondrá reorientar 16 millones de dólares (la mitad del presupuesto del nuevo edificio legislativo) a la construcción de 50 nuevas escuelas modelo, incluyendo 5 de artes y 14 bibliotecas, una por departamento”, dijo Bukele.

Al mismo tiempo propone la construcción de un mejor edificio para el Legislativo cuyo diseño sería donado por “un estudio salvadoreño de arquitectura”, “mucho mejor, más moderno, más eficiente, más ecológicamente sustentable y más accesible que el que se pretende construir”, añadió. 

Por su parte, el presidente de la Asamblea Legislativa, Norman Quijano, dijo que iniciará las obras de reconstrucción y remodelación del Örgno Legislativo incluidas en el presupuesto de $ 32 millones, aprobado en el 2014 con fondos del BCIE para la construcción del nuevo edificio de la Asamblea.  Quijano, dijo que echará andar la obra y que asumirá “los costos políticos” que esto implique.

Las declaraciones del presidente de la Asamblea anuncian un enfrentamiento con el presidente electo Nayib Bukele.

“Estoy dispuesto a asumir, si eso representa costos políticos, no hay problema, yo lo voy a asumir, pero yo voy a preservar la vida de 2,500 personas”, sentenció Quijano.

Las declaraciones de Quijano se dan luego de que el inmueble en el que funciona la Asamblea sufriera daños tras el  sismo de 6.4 grados registrado a inicios del pasado mes de febrero.

Tras evaluar el edificio, Protección Civil dijo el jueves que en el interior de este solo deben permanecer 300 personas (sin riesgo) y que “esos pesos deberán estar debidamente distribuidos en cada nivel”. Añadió que el personal que labora en el lugar y quienes lo visitan, están “en riesgo alto” mientras no sean aliviadas las sobrecargas impuestas a la edificación (personas, mobiliario, equipos y remodelaciones).

 

Comments are closed.