Banco Mundial aprueba financiamiento por U$200 millones para fortalecer gestión local en El Salvador

0
1368

El proyecto de Resiliencia Económica Local de US$200 millones beneficiará a un estimado de 4.5 millones de salvadoreños en las 262 municipalidades.

Este dinero todavía no ha entrado para el estudio de la Asamblea Legislativa, sino que ha sido aprobado a nivel del Banco. Los diputados decidirán si se aprueba el paquete.

El proyecto, que será implementado por el Fondo de Inversión Social para el Desarrollo Local (FISDL), incluye cinco componentes:

  1. Inversiones en servicios e infraestructura municipal resiliente para apoyar el desarrollo económico local: US$116 millones). Cubre cuatro áreas relacionadas con gestión, capacidad, transparencia en las finanzas y mejoramiento de servicios.
  2. Fondo competitivo para inversiones regionales de alto impacto a través de la cooperación intermunicipal (US$54 millones). Los proyectos financiados bajo este componente pueden incluir mejoras logísticas, mercados, ferias e infraestructura de apoyo en corredores turísticos. Para aprobar el apoyo, habrá un análisis del impacto que tendrá la actividad a financiar.
  3. Fortalecimiento institucional y creación de capacidad para mejorar las finanzas públicas, la gestión del riesgo de desastres y la resiliencia climática a nivel municipal (US$10 millones).
  4. Componente Contingente de Respuesta a Emergencias para asignar fondos para actividades de respuesta y recuperación en caso de eventos naturales adversos (US$10 millones).
  5. Ejecución del proyecto (US$9.5 millones), incluyendo evaluaciones de actividades y resultados y la creación de una plataforma de participación y consulta ciudadana.

En términos generales, el proyecto apoya los esfuerzos nacionales y locales para fortalecer la capacidad institucional, mejorar los sistemas fiduciarios municipales, aumentar la transparencia en el manejo de deuda, ingresos y gastos públicos, mejorar los sistemas de prestación de servicios y los mecanismos de supervisión, y fortalecer las capacidades municipales para diseñar y gestionar infraestructura resiliente.

“Para el Gobierno de El Salvador es prioritario apoyar a las municipalidades, para que fortalezcan el manejo de sus finanzas con eficiencia y transparencia y que puedan hacer inversiones que cumplan con estándares ambientales y de gestión de riesgo de desastres”, dijo Nelson Fuentes, ministro de Hacienda de El Salvador.

“Las inversiones para promover desarrollo económico y resiliencia pueden generar nuevos empleos y nuevas oportunidades económicas a nivel municipal, lo que a su vez puede ayudar a reducir el desempleo, el crimen y la migración, principalmente entre los jóvenes”, dijo Oscar Avalle, representante del Banco Mundial en El Salvador y Costa Rica.

Si pasa los filtros en la Asamblea Legislativo, el préstamo de US$200 millones se deberá pagar en un plazo de vencimiento de 25 años, aunque eso incluye un período de gracia de 5 años.