Atacaron un convoy de un consulado de Estados Unidos en Nigeria: cuatro muertos

El sureste del país africano es blanco de ataques de grupos separatistas desde hace varios años, que suelen ser dirigidos contra la policía o edificios gubernamentales

0
422

Al menos cuatro personas murieron en un ataque perpetrado por hombres armados contra un convoy del consulado estadounidense en el sureste de Nigeria, informaron la policía nigeriana y las autoridades estadounidenses.

Asaltantes abrieron fuego contra el convoy a lo largo de una carretera principal en el área de gobierno local de Ogbaru, en el estado de Anambra, uno de los epicentros de la violencia separatista en la región, según la policía. “Los matones asesinaron a dos agentes de la Fuerza Móvil de la Policía y a dos empleados del consulado, e incendiaron sus cuerpos y sus vehículos”, declaró Tochukwu Ikenga, portavoz de la policía en Anambra.

Se desplegó en el lugar un equipo conjunto de fuerzas de seguridad, pero sólo llegó después de que los asaltantes escaparan con otros dos policías y uno de los conductores, añadió Ikenga.

Ningún ciudadano estadounidense estaba en el convoy”, precisó un portavoz de la policía, Ikenga Tochukwu. Los hombres armados “mataron a dos agentes de la fuerza móvil de la policía y dos empleados del consulado” antes de incendiar su vehículo, añadió.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby, confirmó el ataque. El Departamento de Estado también confirmó el ataque. “Estamos al tanto de algunas bajas, tal vez incluso algunos muertos, pero no quiero adelantarme demasiado”, ha precisado Kirby en rueda de prensa.

El Departamento de Estado de EEUU dijo que su personal en Nigeria está trabajando con las agencias de seguridad del país para investigar. “La seguridad de nuestro personal es siempre primordial, y tomamos amplias precauciones cuando organizamos viajes al terreno”, dijo el Departamento de Estado en un comunicado.

No está claro de inmediato la naturaleza del viaje emprendido por el personal de la embajada de EEUU en Anambra, ni cuántos eran en el convoy. Ikenga dijo que era lamentable que “un convoy de este tipo o cualquier otro relacionado entre en el estado sin recurrir a la policía de la zona o a cualquier agencia de seguridad”.

El ataque en la ciudad de Atani, situada a 60 kilómetros (37 millas) de la capital del estado, aumentó aún más la preocupación por la seguridad de residentes y viajeros en medio de la violencia separatista que se ha extendido por la región sudoriental de Nigeria en los últimos años.

Las autoridades han culpado de la violencia a un grupo separatista conocido como Pueblo Indígena de Biafra, que lidera una campaña para que la región se separe de la nación de África Occidental y forme un país independiente. Los separatistas se han vuelto más violentos en los últimos años mientras siguen exigiendo un referéndum y desde el juicio de su líder Nnamdi Kanu por cargos de terrorismo.

El presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, ha rechazado las peticiones de referéndum, insistiendo en que la unidad del país más poblado de África -y la mayor economía del continente- no es negociable.

Con información de AP, AFP y EP