Aprueban 152 millones para seguridad pero dejan por fuera a Fiscalía

0
1066

La Asamblea Legislativa aprobó este jueves la emisión de 152 millones de dólares con el objetivo de financiar una  segunda etapa de las medidas extraordinarias de seguridad en el combate a las pandillas y el crimen organizado pero prácticamente dejaron por fuera a la Fiscalía General de la República.

Del total de los 152 aprobados solo 7.5 millones (11.4%) asignaron a la Fiscalía General de la República “para renovar sus vehículos”, para “aplicaciones tecnológicas” y “fortalecimiento de oficinas”siendo la menos beneficiada con dichos recursos.

El dictamen favorable había sido aprobado desde el pasado 26 de mayo pero no fue sometido al pleno en virtud de que  Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró inconstitucional dicha aprobación por haber participado en ella los ahora llamados “suplentes” que a criterio de la Sala carecen de legalidad y podría ser objeto de otra declaración de inconstitucionalidad.

De acuerdo al dictamen, los recursos aprobados se aplicarán a los planes de financiamiento de las medidas extraordinarias de seguridad pública que han sido puestas en ejecución.

La prioridad del total aprobado se destinará a las a mejoras en la infraestructura penitenciaria del país y a la compra de material para el combate, financiación de la corporación policial y militar, y potenciar el trabajo de la Fiscalía General de la República (FGR), entre otros.

Del monto aprobado, el sistema penitenciario recibirá 43.5 millones de dólares para construir tres “centros de reclusión temporal” para reos de baja peligrosidad y reforzar las cárceles que albergan pandilleros.

También se destinarán 43.7 millones para la compra de armamento, drones y la creación de un fondo para “policías caídos”.

Parte de este dinero otorgado a la Policía se usará para financiar un comando élite, desplegado a mediados de marzo, que tiene como objetivo “golpear” y “desarticular” a las columnas armadas de pandilleros que se resguardan en las zonas rurales del país.

El Ejército recibirá 19.95 millones de dólares para la “operatividad” de 6,300 elementos que patrullan las calles, el sueldo de mil nuevos reservistas, de los que 600 ya fueron desplegados, y un fondo para familiares de militares muertos.

En el paquete también se incluyó la emisión de 37.3 millones de dólares para el pago de pensiones de militares retirados.