Zelenski obtiene de Países Bajos y Dinamarca más de 60 aviones F-16 para luchar contra Rusia

0
332

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha salido de sus viajes relámpago de este domingo a Países Bajos y Dinamarca con la promesa de ambos países para la entrega de más de 60 aviones de combate F-16 solicitados desde hace meses por Kiev para luchar contra Rusia.

El mandatario ucraniano ha confirmado que recibirá de Países Bajos un total de 42 aviones F-16, si bien el primer ministro neerlandés, Mark Rutte, se ha mostrado reticente a dar un número exacto, y la primera ministra danesa, Mette Frederiksen, ha anunciado que su país destinará un total de 19 aparatos en tres partidas, la primera, de seis aviones, a entregar en torno a Año Nuevo de 2024.

La entrega depende de dos factores cruciales: el desarrollo del entrenamiento de pilotos y equipo técnico ucranianos en Europa y de la sustitución progresiva de los F-16 por nuevos modelos de aviones de combate F-35 de fabricación estadounidense.

En el caso de Países Bajos, el propio Ministerio de Defensa ha reconocido que los aparatos «se están volviendo redundantes» dado que serán reemplazados por este nuevo modelo.

De los 42 F-16 disponibles, la Real Fuerza Aérea todavía mantiene operativos 24 aparatos, empleados generalmente para supervisar el espacio aéreo del Benelux, de ahí que el Gobierno neerlandés no haya querido precisar la cifra que sí anunció Zelenski, si bien las autoridades están pensando en una sustitución de todas las unidades por los F-35.

Rutte ha recordado además que todavía quedan ciertos flecos que, espera, «se solucionen pronto»: Ucrania debe prometer en firme que los aviones no serán empleados para atacar territorio ruso — a sabiendas de que Rusia considera parte de Ucrania como integrada legalmente dentro de sus fronteras, caso de Crimea — y realizar importantes mejores de infraestructura para acoger esos aviones.

DINAMARCA: 19 AVIONES

Más contundente se ha mostrado Frederiksen en la posterior visita de Zelenski, donde ha comprometido sin paños calientes un total de 19 aviones e incluso ha dado plazos: una primera partida de seis aparatos en torno a Año Nuevo, seguida de seguidos de otros ocho más en 2024 y otros cinco más en 2025.

Estos 19 aviones conforman más de la mitad de los 30 F-16 que Dinamarca tiene disponibles, si bien, como ya es el caso de Países Bajos, esta pendiente de sustituir 27 de ellos por los nuevos F-35 estadounidenses de Lockheed Martin Corp. Los aparatos, así, serán entregados conforme EE.UU cumpla con los plazos de entrega de los F-35 y según vayan completando sus entrenamientos los pilotos y personal ucranianos (un total de 70 efectivos) ahora mismo desplegados en Dinamarca.

Estos anuncios tienen lugar tres días después del beneplácito otorgado por Estados Unidos a la transferencia, como fabricante de los F-35 de sustitución.

El ministro de Defensa neerlandés, Wopke Hoekstra, confirmó y celebró en redes sociales el visto bueno norteamericano, ya que se trata de «un importante hito para Ucrania en la defensa de su población y de su país». También el ministro de Exteriores de Dinamarca, Lars Lokke Rasmussen, agradeció en su momento la «amistosa carta» enviada por su homólogo norteamericano, Antony Blinken, y que da «ciertas opciones de actuación».

Ahora, ya no hay obstáculos para el envío, pero Rasmussen ha señalado en declaraciones a la cadena DR que hablará con los aliados sobre pasos a seguir. Los cazas F-16 son una de las peticiones recurrentes del presidente ucraniano con vistas a una contraofensiva ya en marcha para expulsar a las fuerzas rusas de las zonas ocupadas en el este y el sur de Ucrania.

Sin embargo, se ha topado con el recelo occidental y una batería de retrasos. Kiev ya asume públicamente que no recibirá los cazas al menos hasta el próximo año. «Es obvio que no podremos defender Ucrania este otoño e invierno con los F-16», declaró esta semana un portavoz de la Fuerza Aérea, Yuri Ignat, en una entrevista a la televisión ucraniana. Este pasado sábado, sin embargo, el ministro de Defensa de Ucrania, Oleksi Reznikov, ya daba por «empezado» el programa de entrenamiento en una entrevista al canal 24 de la televisión ucraniana en la que ha cifrado en once los países que participan de esta iniciativa abanderada por Países Bajos y Dinamarca.

Según Reznikov, los instructores anunciarán la finalización de estos ejercicios cuando vean cómo los pilotos, ingenieros y técnicos ucranianos perciben nuevas habilidades e interactúan entre sí, sin dar más detalles.

Horas antes, Zelenski ya anunciaba que los preparativos de entrenamiento con aviones Gripen estaba a punto de empezar, según hizo saber en rueda de prensa con el primer ministro sueco, Ulf Kristersson, durante su visita al país.

A principios de mes, el portal de noticias estadounidense Politico informaba de que el primer grupo de pilotos ucranianos ya había sido identificado: un total de ocho individuos angloparlantes que recibirán entrenamiento de combate. Otros 20 pilotos podrían seguirles a la espera de completar un curso de refuerzo de inglés en Reino Unido.

Con información de EUROPAPRESS