Violencia imparable en el fin de año

0
651

A pocos días de terminar el 2015, la delincuencia se sigue encargando que el año cierre como el más violento para El Salvador en la era moderna.

Al menos cinco dobles homicidios fueron cometidos en menos de 48 horas, informó la Fiscalía General de la República.

El último de los casos se registró este domingo en Cojutepeque, Cuscatlán, en el que fueron asesinadas una mujer y su hija de 13 años que tenía siete meses de embarazo.

Las víctimas fueron identificadas como Coralia Isabel Cándido de López y la menor de edad como Jenifer C.

Otros crímenes dobles se registraron en La Unión y Usulután.

Asímismo, también fue asesinado a tiros el exjugador de la selección nacional de fútbol, Alfredo Pacheco, en el departamento de Santa Ana.

Pistoleros no identificados asesinaron la madrugada del domingo a Pacheco, cuando departía con varios amigos en una gasolinera del municipio de Santa Ana, al occidente del país.

La Fiscalía General de la República y la Policía Nacional Civil informaron que Pacheco fue acribillado a balazos cuando se disponía a ir al baño de la gasolinera y varios sujetos a bordo de un vehículo se aproximaron, y uno de ellos le disparó por la espalda. Pacheco recibió tres tiros y otros dos amigos resultaron heridos y fueron llevados a un hospital de la ciudad de Santa Ana.

Pacheco es uno de los jugadores que en 2013 fueron suspendidos de por vida por la Federación Salvadoreña de Fútbol, castigo ratificado por la FIFA, por haber participado en el arreglo de partidos de la selección nacional.

Proyecciones del Instituto de Medicina Legal (IML) apuntan a que El Salvador cerrará el 2015 con más de 6.660 asesinatos.

Para el titular del IML, Miguel Fortín Magaña, el 2015 es el año “más violento” en El Salvador desde que se poseen registros “fiables” a finales de la década de 1990.