Viceministerio de Salud no dará alerta por casos de Zika

0
773

Las autoridades de Salud Pública de El Salvador que ya confirmaron la presencia del virus Zika alertaron el viernes sobre un aumento considerable de casos y advirtieron que podría provocar complicaciones neurológicas y malformaciones congénitas en recién nacidos.

El viceministro de Políticas de Salud, Eduardo Espinoza, informó en conferencia de prensa que recibieron una segunda alerta epidemiológica por Zika de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), para todos los países de las Américas, pero dijo que en El Salvador “no estamos considerando hacer una alerta especifica por este virus, porque ya tenemos una alerta con base a al nivel de los indicadores vectoriales para combatir el dengue y son las mismas medidas”.

“Lo único que vamos agregar son las recomendaciones para incrementar el control prenatal y para hacer seguimiento en el control de niño sano a los recién nacidos”, agregó.

El virus Zika es propagado por un mosquito y los síntomas de la enfermedad son similares a los del dengue como la fiebre y dolor muscular.

La presencia del virus Zika en El Salvador fue confirmado el pasado 25 de noviembre, luego de recibir el reporte de tres muestras positivas de 10 enviadas al Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Fort Collins, Colorado, Estados Unidos. A partir de esa fecha se han presentado más de 295 casos sospechosos procedentes de todos los departamentos del país.

Espinoza dijo que información recabada por la OPS en Brasil, donde se ha registrados más casos, “nos pone en alerta la posibilidad de que el virus pueda asociarse en algún momento con complicaciones neurológicas”, sobre todos si se presenta en pacientes embarazadas en primer y segundo trimestre de la gestación.

La alerta de la OPS refiere la expansión del virus en Latinoamérica, la cual se ha agravado después que países como Brasil reportó tres fallecimientos asociados al Zika, también las Islas de la Polinesia Francesa han relacionado al Zika con un alza inusual de anomalías congénitas y problemas neurológicos.

Las autoridades de Salud de ambas naciones han reportado un preocupante incremento de recién nacidos con microcefalia.