Tribunal contra Crimen Organizado ordena prisión para exasesor de Seguridad Nacional de Bukele

0
333

El Tribunal Sexto contra Crimen Organizado de San Salvador ordenó el viernes que un exasesor de Seguridad nacional del gobierno de Nayib Bukele, que difundió audios que presuntamente vinculaban a un diputado oficialista con tráfico de drogas, siguiera en prisión provisional mientras es procesado penalmente por extorsión agravada.

El exasesor de Seguridad nacional, Alejandro Muyshondt, también será procesado por los delitos de favorecimiento a la evasión y revelación de hechos, actuaciones o documentos secretos por empleado oficial. El tribunal del Crimen Organizado también decretó mantener reserva total de la información en el caso.

Muyshondt fue detenido el 9 de agosto, nueve días después de que difundiera audios e imágenes de conversaciones con los que intentaba vincular a un diputado de Nuevas Ideas —el partido del presidente Nayib Bukele— en tráfico de drogas, lavado de dinero y nepotismo.

El tribunal ordenó, además, detención provisional para la diputada suplente del partido Nuevas Ideas, Nidia Araceli Turcios Amaya. Será igualmente procesada por el presunto delito de extorsión agravada.

El presidente Nayib Bukele había denunciado en la red social X, antes llamada Twitter, que su exasesor de Seguridad nacional filtró pruebas contra el diputado oficialista Erick García Salguero, porque un personero del Organismo de inteligencia del Estado (OIE) le alertó de la investigación en su contra.

Además, dijo que tuvo acceso a “una pequeña parte” de pruebas como parte de un nuevo proyecto en su gobierno “para erradicar la corrupción”.

Con órdenes de la Fiscalía, la policía detuvo a García Salguero, a quien el Congreso retiró la víspera la inmunidad parlamentaria para que sea procesado por el delito de falsedad ideológica. Es acusado de haber entregado información falsa en el trámite de un supuesto crédito a un asesor que nunca se concretó.

Bukele también dijo que Muyshondt habría ayudado al presidente Mauricio Funes a no ser capturado.

Según el mandatario, el exasesor fungía como un “doble agente” para el expresidente Funes y que, además, era informante de algunos periodistas y de un gobierno extranjero que no identificó.

Funes, de 64 años, que gobernó El Salvador de 2009 a 2014, vive en Nicaragua bajo la protección del presidente Daniel Ortega quien en 2019 le otorgó la nacionalidad para evitar su extradición. La justicia salvadoreña lo condenó recientemente a 14 años de cárcel por supuestamente haber negociado una tregua con las pandillas durante su gobierno.