Tres ex soldados izaron la bandera de EEUU en Cuba, 54 años después de arriarla

0
699

Los ex marines Jim Tracy, Larry Morris y Mike East volvieron con el secretario de Estado John Kerry a La Habana para reabrir la embajada estadounidense.

Más de medio siglo después de arriar la bandera estadounidense en Cuba, tres ex soldados volvieron este viernes con el secretario de Estado John Kerry a la isla para izarla una vez más.

“Me encantará ver esa bandera subir de nuevo”, dijo Jim Tracy, de 78 años, en un video difundido en el sitio web del Departamento de Estado.

Jim Tracy, Larry Morris y Mike East bajan la bandera que ondeaba en la embajada estadounidense en La Habana el 4 de enero de 1961, un día después que Estados Unidos y Cuba rompieran relaciones.
Jim Tracy, Larry Morris y Mike East bajan la bandera que ondeaba en la embajada estadounidense en La Habana el 4 de enero de 1961, un día después que Estados Unidos y Cuba rompieran relaciones.

Tracy -que sirvió 30 años con los Marines- era un sargento encargado de bajar la bandera que ondeaba en la embajada estadounidense en La Habana el 4 de enero de 1961, un día después que Estados Unidos y Cuba rompieran relaciones.

Una multitud de cubanos se había congregado afuera de la embajada, esperanzados de obtener visas para abandonar el país, entonces en el fragor revolucionario.

Pero cuando Tracy, junto a los cabos Larry Morris y Mike East, empezaron a salir de la sede diplomática, la gente se hizo a un lado y los marines bajaron la bandera, doblándola ceremoniosamente.

Los Marines que bajaron la bandera hace 54 años, con los que hoy la izaron de nuevo.
Los Marines que bajaron la bandera hace 54 años, con los que hoy la izaron de nuevo.

“Fue un momento emotivo”, dijo cinco décadas después East, de 76 años, narrando momentos clavados en su memoria.

El viernes, los tres ex marines volvieron con Kerry a La Habana para reabrir la embajada y completar el acercamiento diplomático entre los dos antiguos enemigos iniciado el pasado diciembre por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro.

Aunque simbólica e histórica, la ceremonia es una formalidad: Washington y La Habana restauraron lazos diplomáticos plenos el 20 de julio.

081415-edificio

Al macizo edificio de hormigón de la sede diplomática estadounidense, que decora el conocido Malecón de la capital cubana, acudieron funcionarios de los dos países y congresistas estadounidenses.

La bandera no es la misma que fue retirada hace 54 años, señaló una fuente del Departamento de Estado.

Aún así, para los exsoldados, que muestran los años en sus cabellos canosos, la ceremonia del viernes significará la enmienda de un error.

La bandera estadounidense “vuelve a donde debe estar”, señaló Morris, hoy de 75 años.