Taiwán pide se investigue crédito a El Salvador por posible corrupción en el BCIE

0
505

El Ministerio de Finanzas de Taiwán aseguró el miércoles en un comunicado que está exigiendo reformas en el Banco Centroamericano para la Integración Económica (BCIE), luego que la organización periodística Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP) revelara que la institución financia proyectos que facilitaron la corrupción y el autoritarismo.

El Ministerio de Finanzas de Taiwán está “supervisando activamente la aprobación de los préstamos del Banco Centroamericano, exigiendo continuamente una mayor transparencia y fortaleciendo la gobernanza bancaria para garantizar que el banco cumpla con los estándares internacionales”, dijo el ministerio en un comunicado en respuesta a “los informes de los medios de comunicación de hoy que acusan al Banco Centroamericano (BCIE) de fomentar la corrupción y el autoritarismo”.

Taiwán es el mayor socio extrarregional del BCIE, un banco de desarrollo que representa casi la mitad de la financiación para el desarrollo en Centroamérica, pero que ha otorgado préstamos a lo que Taiwán considera las dictaduras del área, entre ellas El Salvador.

La misión del banco es promover el “desarrollo económico y social equilibrado” en Centroamérica. Pero una investigación de OCCRP y sus socios encontró que ha financiado proyectos que llevaron a la destrucción del medio ambiente, y otros en los que los préstamos se desviaron por prácticas corruptas o se utilizaron para financiar los proyectos favoritos de los dictadores, como la introducción del Bitcoin en El Salvador.

“También instamos a una mayor transparencia de los flujos de préstamos para garantizar que el uso de los fondos posteriores a la aprobación se alinee con la misión del banco”, dijo el Ministerio de Finanzas de Taiwán.

Después de investigar al BCIE durante más de un año, OCCRP y 10 socios encontraron pruebas de que el banco había ignorado las señales de alerta al invertir en proyectos, incluido el préstamo de dinero para presas hidroeléctricas, incluso después de la represión violenta contra los manifestantes. La institución también ha desembolsado préstamos que más tarde se utilizaron para pagar sobornos, revela la investigación.

En un caso separado, los periodistas encontraron que un préstamo para apoyar a las pequeñas empresas en El Salvador durante la pandemia fue desviado para financiar el fallido plan del presidente Nayib Bukele para hacer de Bitcoin una moneda nacional.