Soy inocente y ¡punto! Dice Julio Rank

0
1004

La Fiscalía General de la República presentó este martes la acusación contra el ex presidente Elías Antonio Saca, tres funcionarios de lo que fue su gobierno y otros empleados de casa presidencial. Los delitos que la FGR imputa van desde asociación ilícita, enriquecimiento, lavado de dinero y otros activos y peculado.

El ex presidente Saca, César Funes, Julio Rank y Elmer Charlaix fueron conducidos hasta el cuarto piso del Centro Judicial Isidro Menéndez donde les fueron  leídos sus derechos. Lo mismo ocurrió con los empleados de Casa Presidencial (Capres).

A su llegada un fuerte cordón policial los condujo hasta la sala donde se encuentran al momento haciendo difícil la tarea de los periodistas. Sin embargo hubo momentos en que se permitió a los camarógrafos y fotógrafos de prensa hacer alguna toma.

A Saca lo acusan de peculado (desviar fondos del Estado), lavado de dinero y agrupaciones ilícitas, ya que según el Fiscal, Douglas Meléndez, el ex mandatario desvió 246 millones de dólares de fondos públicos que fueron a parar a 14 cuentas del entonces secretario privado Elmer: Charlaix, Pablo Gómez, contador Institucional de la Presidencia, y Francisco Rodríguez Arteaga, jefe de la Unidad Financiera.

Meléndez, reveló el lunes que al menos 116 millones de dólares fueron cobrados en efectivos, mientras que otras cantidades de cuentas del Estado fueron a remitidas a cuentas particulares de empleados de Casa Presidencial y a empresas ligadas a Saca.

“Hemos encontrado que de la cuenta subsidiaria institucional del tesoro público de la Presidencia hay 246 millones de dólares que han sido extraídos de manera ilegal de esa cuenta y han sido distribuidos en 14 cuentas”, dijo ayer Meléndez.

Algunos de los imputados daban muestras de sentirse muy afectados, entre ellos Elmer Charlaix y los empleados de Capres.

El que daba muestras de entereza fue el ex presidente Saca. El único que alcanzó a formular una declaración escueta fue el ex secretario de Comunicaciones, Julio Rank, quien alcanzó a decir a los periodistas “Soy inocente y ¡punto!”. De acuerdo a Rank, serán sus abogados quienes declaren luego de conocer el requerimiento fiscal.

Al parecer la defensora de Saca tenía la confianza de lograr que el tribunal otorgue a los detenidos medidas sustitutivas, por lo que se encuentran dispuestos los arraigos.