Sobrinos de Nicolás Maduro fueron declarados culpables de conspirar para enviar drogas a EEUU

0
814
Efraín Antonio Campo Flores y Franqui Francisco Flores de Freitas, de 29 y 30 años respectivamente, fueron arrestados en Haití en 2015 cuando intentaban traficar 770 kilos de cocaína.

El jurado de la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York declaró culpables a dos sobrinos de Cilia Flores, casada con el presidente venezolano Nicolás Maduro, de conspirar para enviar drogas a Estados Unidos.

Los miembros del jurado presentaron este viernes su veredicto en el caso contra Francisco Flores de Freitas y su primo Efraín Antonio Campo Flores, quien también es ahijado de Maduro, luego de seis horas y media de deliberaciones.

Los sobrinos de la primera dama de Venezuela fueron detenidos en 2015 en un aeropuerto de Haití cuando se preparaban para introducir más de 770 kilos de cocaína en los Estados Unidos.

Los abogados de Campo y Flores argumentaron que ninguna droga fue trasladada y que sus clientes no pretendían llevar ninguna. Culparon a una investigación fallida encabezada por la agencia antidrogas estadounidense, la cual se apoyó en un informante que usaba y vendía cocaína mientras ayudaba a proporcionar pruebas.

De acuerdo con la periodista Maibort Petit, Flores de Freitas y Campos Flores permanecieron “en shock, preocupados” ante la declaración del jurado. “La defensa, con cara de velorio”, agregó.

El juez Paul Crotty de la corte federal del sur de Manhattan, a cargo del caso, fijó como fecha tentativa de la sentencia el 7 de marzo. La pena mínima son 10 años de cárcel, y la máxima cadena perpetua.

Ambos fueron detenidos en Haití en noviembre del año pasado por la DEA, la agencia antidrogas estadounidense, y trasladados a Nueva York, donde han permanecido casi un año en prisión a la espera del juicio.

La DEA realizó una operación encubierta con informantes confidenciales en Venezuela y Honduras para atrapar a los dos primos.

Grabaciones de video, fotos y transcripciones de conversaciones telefónicas mostradas al jurado durante el juicio muestran a los acusados negociando el envío de 770 kilos de cocaína de Venezuela a Honduras a cambio de un total de 20 millones de dólares, y a los informantes diciendo que el destino final de los cargamentos sería Estados Unidos.

Campo Flores aparece en un video sosteniendo un ladrillo blanco que asegura es cocaína proveniente de la guerrilla colombiana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Y asegura en otras grabaciones que tiene control del aeropuerto internacional de Caracas y que tienen acceso al hangar presidencial.

En un chat telefónico mostrado por la fiscalía al jurado, Campo Flores declara que precisaba hacer el trabajo para aportar dinero a la campaña para las elecciones legislativas de diciembre de 2015 en Venezuela, en la que su tía Cilia Flores, esposa del presidente venezolano Nicolás Maduro, fue reelegida como diputada de la Asamblea Nacional.

Los dos primos viajaron en noviembre de 2015 a Haití en un jet privado para recibir allí USD 11 millones por organizar el envío de un primer cargamento de droga, pero fueron arrestados por agentes de la DEA que los trasladaron a Nueva York.