Señalan descuido de vigilantes y falta de medicamentos en muerte de “Gustavito”

0
988

“Gustavito” nombre con el que la población salvadoreña bautizó al hipopótamo que llegó de Guatemala en el 2004, falleció el pasado domingo luego de ser golpeado y herido por “cafres” armados de piedras, palos y picahielos, tres días antes.

“Su muerte ocurre por graves complicaciones en su salud, causadas por los severos y contundentes golpes y lesiones que recibió en varias partes de su cuerpo, en un cobarde e inhumano ataque que está en vías de investigación”, anunció la Secultura poco antes de la medianoche a través de sus cuentas en Twitter y Facebook.

Los veterinarios que atienden a las distintas especies que alberga el parque zoológico confirmaron que el hipopótamo falleció a las 9:06 de la noche por un colapso intestinal, después de sufrir una falla progresiva en varios de sus órganos, pero se abstuvieron de especificar las causas de la muerte . “Hace falta la necropsia para estar seguros de la causa de su muerte”, dijo uno de los veterinarios.

El director del  Zoológico dijo que las agresiones fueron provocadas por un grupo de personas, que utilizaron diferentes objetos tales como “pedazos de metal, varillas de hierro y piedras”. Esta evidencia fue encontrada en las piletas del hipopótamo.

Después del ataque, que habría ocurrido entre la noche del miércoles y la madrugada del jueves, mostró “lesiones en diferentes partes del cuerpo”, entre ellas, sobresalían las sufridas en las extremidades, una herida de aproximadamente 15 centímetros en la mejilla, un agujero en una de sus patas y hematomas en el área del abdomen. “La más grave se ubica en la mucosa oral”, detalló la Doctora veterinaria, Virna Ortiz, coordinadora del departamento de Veterinaria del Zoológico. Este daño le impidió abrir el hocico e ingerir alimentos desde hace cuatro días.

La funcionaria aseguró que, “Gustavito”enfrentó una “especie de parálisis en el sistema monográcico, debido a que ya no quiso comer”, y por la paralización de sus intestinos ” lo que le ocasionó que todo el alimento que consumió el martes se le fermentara adentro y empezara a producir gases que agravaron su salud” explicó.

Las autoridades de Secultura anunciaron una investigación en el cuerpo de vigilantes a quienes responsabilizan de no haber estado atentos al momento en que fue lesionado el hipopótamo.

Por su parte, uno de los vigilantes aseguró que el animal herido y golpeado permaneció sumergido en el agua por lo menos dos días y que debido al alto grado de contaminación este se infectó rápidamente. Según el vigilante que omitió su nombre, “Gustavito” fue atendido hasta el viernes cuando fue vaciada la piscina. El empleado del zoológico agregó que el tiempo transcurrido entre la golpiza y el tiempo en que lo atendieron, la falta de medicamentos adecuados y la carencia de sedantes fueron decisivos en el fallecimiento de “Gustavito”.

El mismo vigilante aseguró haber escuchado que cerrarían el zoológico para evitar los riesgos de una epidemia en el resto de la fauna que habita el parque.