Islamistas secuestran a 66 niñas tras un ataque de Boko Haram en Nigeria

0
1064

Al menos 66 niñas siguen desaparecidas, dos días después de un ataque del grupo yihadista Boko Haram a un instituto femenino en la ciudad de Dapchi, al noroeste de Nigeria, por lo que aumentan los temores a que se trate de un nuevo secuestro masivo como el de las menores de Chibok de 2014.

Boko Haram, que significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, lucha por imponer un Estado de corte islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el norte y predominantemente cristiano en el sur.

De las 889 estudiantes que se encontraban presentes en el momento del ataque yihadista al instituto oficial, situado en el estado de Yobe, 66 siguen desaparecidas, informó este miércoles el comandante de la policía Abdulmaliki Sunmonu.

Informes anteriores indicaron que alrededor de 90 chicas no estaban en clase el martes, lo que sugiere que algunas habían regresado en las últimas 24 horas. Aishatu Abdullahi, una estudiante de la escuela, fue una de los que escaparon a pie y pasaron la noche escondidas en una casa abandonada.

“Estaban disparando y comenzamos a correr todas confundidas”, dijo a los periodistas, hablando en hausa. “Vimos a personas obligando a algunas de las estudiantes a entrar en sus vehículos”. “Muchas de nosotras estamos traumatizadas”, dijo, y agregó que la escuela había dado a las estudiantes un descanso de una semana después del ataque. “Pero, sinceramente, no estoy dispuesta a volver aquí porque tenemos miedo de lo que pueda pasarnos en el futuro”.

Captura de video publicado por el grupo de militantes islamistas Boko Haram el 15 de enero de 2018 que muestra al menos a 14 de las niñas secuestradas en el pueblo nigeriano de Chibok

Mientras las fuerzas militares y de seguridad rastrean la zona, y el portavoz del Gobierno, Abdullah Bego, indicó en un comunicado de que las autoridades no tienen aún la certeza de que las desaparecidas hayan sido secuestradas.

A pesar de las versiones de los testimonios, la Policía señaló ayer que se trató de un ataque frustrado y que los asaltantes no consiguieron secuestrar a ninguna estudiante, que huyeron junto a sus profesores a través del bosque. Los terroristas saquearon la escuela y se llevaron la comida de la cocina antes de irse de la ciudad.

Aún no está clara la cifra de desaparecidas tras esa acción, que ha generado miedo entre una población que recuerda el secuestro de más de 250 niñas hace casi cuatro años en Chibok, en el estado vecino de Borno. Más de cien niñas secuestradas en abril de 2014 han sido liberadas, pero 112 permanecen aún en cautiverio.

La población presiona al presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, para que se pronuncie sobre este nuevo episodio y asegure que no se ha producido un nuevo Chibok.