Se estrelló un Airbus militar en Sevilla

0
1075

Un Airbus A400M se estrelló en Sevilla este sábado por la mañana segundos después de despegar del aeropuerto de San Pablo en la capital andaluza, donde se encuentra la planta de Airbus Military. Se encontraba “una milla al norte” de la terminal aérea, indicaron fuentes de emergencias de la ciudad.

El diario El País, el avión se encontraba aun en etapa de pruebas y llevaba a bordo “entre ocho y diez tripulantes”, según declaraciones atribuidas al presidente español Mariano Rajoy. El avión no había sido vendido aun y estaba siendo operado por el fabricante.

“El Aeropuerto de Sevilla está cerrado al tráfico. Su dotación de bomberos se encuentra atendiendo un accidente en el exterior del recinto”, informó el operador aeroportuario español AENA en su cuenta oficial en Twitter.

Por su parte, ABC informò que hay al menos cuatro muertos. Uno de ellos fue hallado carbonizado entre los restos del avión, mientras que hay dos heridos muy graves que han sido trasladados a hospitales de la zona a través de un helicóptero. También señala que hay dos personas desaparecidas.
El mandatario estaba en un mitin cuando fue informado de la tragedia: “Nos solidarizamos con las víctimas y sus familias y manifestamos nuestro pesar. Estamos a su disposición y de todas las familias”, dijo. “En este momento tengo que pediros dar por finalizado [este encuentro], porque me acaban de comunicar que un avión Airbus se ha estrellado”.

Unidades de Bomberos, Policía, Guardia Civil y emergencias se trasladaron al lugar y trabajan en la zona sin que se conozcan detalles sobre las causas del accidente ni el estado de las personas que viajaban en el aparato.
El A400M es el avión militar a hélice más grande del mundo, cuya producción industrial comenzó en 2011. Nació como producto de un acuerdo entre siete países: Alemania, Francia, España, Reino Unido, Turquía, Bélgica y Luxemburgo.

Ellos se comprometieron a comprar 180 unidades del aparato. La inversión inicial para la fabricación en serie fue de 20.000 millones de euros, que luego se incrementó 11.000 millones más.