Rusia desplegó buques con armas nucleares en el Báltico por primera vez en 30 años

Un informe de los servicios de Inteligencia de Noruega indica que se trataría de barcos de la Flota Norte, que en la época de la Guerra Fría ya navegaba con armas atómicas

0
388

Las Fuerzas Armadas de Rusia han iniciado el despliegue en el mar Báltico de barcos equipados con armamento nuclear, lo que supone una hito inédito en tres décadas, según un informe de los servicios de Inteligencia de Noruega, que incluye también el envío de submarinos.

Se trataría de buques de la Flota Norte, que en la época de la Guerra Fría ya navegaba con armas atómicas para dar cuenta del potencial armamentístico de la desaparecida Unión Soviética. Noruega no tiene constancia de que la Rusia moderna haya recurrido nunca a este tipo de despliegues, según el estudio citado por Politico.

La Inteligencia del país nórdico reconoce que Moscú agita de manera “deliberada” el temor a un posible ataque nuclear, bajo el argumento de que estaría dispuesto a utilizarlo en caso de que se viese amenazado por agentes externos, en particular vinculados a la OTAN -bloque del que Noruega forma parte-.

Estas capacidades permanecen además prácticamente intactas en un contexto marcado por la pérdida de equipos y personal como consecuencia de la ofensiva militar lanzada sobre Ucrania hace casi un año, recoge el informe conocido este martes, en el que se advierte de una posible escalada de las tensiones donde se viese implicada la Alianza Atlántica.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha verbalizado la amenaza de utilizar armas nucleares, aunque siempre ha alegado que nunca actuaría en primer lugar, en línea con la teórica doctrina que sigue sosteniendo Moscú a día de hoy para limitar su uso.

Vladimir Putin ha verbalizado la amenaza de utilizar armas nucleares (Sputnik/Mikhail Metzel/Pool via REUTERS)Vladimir Putin ha verbalizado la amenaza de utilizar armas nucleares (Sputnik/Mikhail Metzel/Pool via REUTERS)

Por su parte, el ex presidente ruso Dmitri Medvédev afirmó a fines de enero que “la derrota de una potencia nuclear en una guerra convencional puede desencadenar una guerra nuclear”, en referencia a la campaña militar de Rusia en Ucrania.

En una publicación en la aplicación de mensajería Telegram sobre el apoyo de la OTAN al ejército ucraniano, Medvédev dijo: “Las potencias nucleares nunca han perdido grandes conflictos de los que depende su destino”.

El vocero del Kremlin advirtió también de una escalada en Ucrania si Occidente le dota de más armas capaces de golpear a Rusia. “Potencialmente, esto es extremadamente peligroso, significará llevar el conflicto a un nivel completamente nuevo, lo que, por supuesto, no será un buen augurio desde el punto de vista de la seguridad global y paneuropea”, dijo a la prensa el portavoz Dmitri Peskov.

Rusia tiene el mayor arsenal de armas nucleares del mundo, con cerca de 6.000 ojivas, según los expertos. Juntos, Rusia y Estados Unidos poseen alrededor del 90% de las ojivas nucleares del mundo, suficientes para destruir el planeta muchas veces.

En diciembre, Estados Unidos advirtió que Moscú estaba ampliando y modernizando su arsenal nuclear. “Mientras el Kremlin continúa su guerra cruel y no provocada contra Ucrania, todo el mundo ha visto a Putin involucrarse en un ruido de sables nucleares profundamente irresponsable”, dijo el secretario de Defensa, Lloyd Austin.

Con información de EP, EFE y Reuters