Robin Thicke admitió estar “drogado y borracho” en pleno éxito

0
708

Robin Thicke admitió que estaba borracho y drogado con Vicodin cada vez que promocionó el hit “Blurred Lines”.

Así lo reconoció el músico durante el juicio que perdió por plagio junto con su colega Pharrell Williams.

Ambos fueron sentenciados en marzo de este año a pagar 7,3 millones de dólares por tomar partes del éxito de Marvin Gaye de 1977 “Got to Give It Up” para su canción “Blurred Lines”, compuesta en 2013.

En el video grabado en una corte de California, publicado por el sitio The Hollywood Reporter, el artista dice: “Con todo respeto, yo estaba drogado y alcoholizado cada vez que hice una entrevista el año pasado (2014)”.

Thicke de 38 años, que ha luchado durante mucho tiempo contra sus adicciones, planea apelar la decisión del tribunal. “Sé la diferencia entre inspiración y robo”, dijo recientemente en una entrevista con el diario New York Times.

“Estoy inspirado constantemente, nunca robaría a propósito. Y tampoco lo haría Pharrell”, añadió.