Roberto Cañas confirma que el Gobierno caerá en “default”

0
679

El Salvador ya vive una especie de “default” porque el Gobierno no “honra” sus obligaciones desde hace varios meses, aseguró el miércoles el economista de izquierda, Roberto Cañas.

El anuncio lo hizo el ex guerrillero horas después de que el Ejecutivo anunció la posibilidad de caer en impago.

“Ese anuncio es una dramatización de una realidad que ya estamos viviendo y que se va a presentar con más complicación en los primeros días del mes próximo”, acotó Cañas.

Cañas dijo que desde hace unos meses el Gobierno no ha cancelado a sus proveedores ni a las compañías eléctricas, para la aplicación de un subsidio a la población, y que hay un retraso en la entrega del Fondo para el Desarrollo Económico y Social de los Municipios (FODES).

El vocero gubernamental, Eugenio Chicas, aseguró horas antes que la situación de las finanzas públicas es “grave” y que si el país no alcanza un acuerdo fiscal caerá en una situación de impago de su deuda de corto plazo, que es casi de 1.000 millones de dólares.

“Es una crónica de un default anunciado, que tiene como fecha el 9 de octubre, cuando el Gobierno tiene que honrar la deuda de los certificados de inversión” con los que se pagan las pensiones, señaló Cañas.

No obstante, aseguró que “el problema es viejo” porque en El Salvador “la fuente de ingresos públicos no han sido los impuestos” sino que se ha recurrido a la deuda como mecanismo “fácil” para no “hacer una política integral” de recaudación de tributos.

“Ha sido una práctica consuetudinaria” que un Gobierno “pase una deuda de corto a largo plazo y se la deja a otro Gobierno (…), es un problema que ha sido producto de una constante en la manera de administrar la finanzas públicas”, explicó.

De igual forma, advirtió que “se había venido diciendo que era una bomba de tiempo (la situación de las finanzas públicas) y esa bomba de tiempo ya tiene la mecha al borde de terminarse y de estallar”.

Cañas aseguró que “la solución al final de cuentas es política” y que “la llave la tiene la oposición” porque sus votos son necesarios para lograr un acuerdo fiscal y aprobar la emisión de los fondos para pagar la deuda.

Mientras, el Gobierno se niega a reducir el Gasto Público y a negociar un pacto fiscal que permita reducir la Deuda Pública.

De acuerdo con el Banco Central de Reserva de El Salvador, a julio pasado la deuda de corto plazo, que es principalmente en LETES (Letras del Tesoro), ascendió a 929,90 millones de dólares y la total era de 17.175,38 millones.