Presidente intenta justificar incapacidad del gobierno para cumplir responsabilidades en sentencia de la Sala

0
895

El presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén (SC), lanzó el sábado un ataque directo contra la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de la República (CSJ). Según SC, La decisión de la Sala de Lo Constitucional de la CSJ, de aceptar una demanda contra el decreto que autoriza la colocación de $900 millones, pone en riesgo al país.

A pesar de sus ataques personales y la coordinación del Ejecutivo en general contra el Poder Judicial, Sánchez Cerén sostiene que es respetuoso de la decisión y que acatará lo actuado por la sala, no obstante, lamentó las implicaciones de la medida cautelar, porque han tenido que suspender la colocación de $100 millones para, según el, invertir en seguridad.

Además, según SC, el congelamiento de los $900 millones solo afecta a la población salvadoreña, por cuanto el gobierno no realizará algunos programas sociales.

“Eso tiene repercusiones, el gobierno tiene un presupuesto y si no tiene los recursos dejara de cumplir algunas responsabilidades, no por decisión del gobierno sino de cuatro magistrados y esa decisión está generando implicaciones económicas”.

Expertos consultados aclararon que la emisión de los $900 millones de deuda no esta contemplada en la Ley de Presupuesto Nacional 2015, por lo que el estado tiene la obligación de pagar sus cuentas de manera correcta y a tiempo.

De igual manera, el mandatario también criticó que la Sala lo haya atado, en el sentido de prohibir, que se siga publicando los nombres de empresas y personas naturales que según el ministerio de Hacienda evaden impuestos.

“quieren amarrar al gobierno para que no le cobre a los ricos, que se enriquecen aquí y ni invierten y no pagan impuestos”, dijo el Presidente de la República. Las declaraciones del presidente Sánchez Cerén podrían abonar a recrudecer el odio entre clases entre los salvadoreños, lo que estaría provocando resentimientos que produjeron una guerra que desangró al país por más de una década y que dejó cientos de miles de víctimas del conflicto.