Policía detiene a ecuatoriana con 6 pistolas y cargadores en Aeropuerto Óscar Romero

0
1334

( Leer anécdota al pie de la nota) Agentes de la División de Seguridad Aeroportuaria, destacados en el Arnulfo Romero, detuvieron anoche a una ciudadana ecuatoriana, en tránsito hacia ese país sudamericano, en poder de 6 armas de fuego y accesorios para las mismas que llevaba escondidos en sus maletas de equipaje.

La detenida responde al nombre de Paulina de Los Ángeles Carrión Espinoza, de 59 años de edad, quien arribó al país, en un vuelo procedente de Washington, Estados Unidos, y luego se embarcaría hacia la ciudad de Guayaquil, Ecuador.

Agentes de la División de Seguridad Fronteriza de la Unidad Especial Aeroportuaria, en coordinación con la División Central de Investigaciones (DCI), detectaron a través de la máquina de rayos X, objetos sospechosos dentro de las valijas por lo que procedieron a verificar debidamente el equipo de viaje de la mujer, localizando en una de las maletas cuatro armas de fuego completamente desarmadas, marca Glock, y ocho cargadores para las mismas.

Mientras, en una segunda encontraron otras dos armas de fuego, también desarmadas, de la misma marca, con cuatro cargadores y accesorios para estas.

Tras ser intervenida, la mujer no presentó ningún documento que amparara su legal  tenencia. La detenida será acusada de tráfico ilícito de armas.

ANÉCDOTA.

El fallecido General José Alberto Medrano viajaba de los Estados Unidos al país; con grandes anteojos oscuros que no permitían detectar que se trataba del controvertido militar salvadoreño, némesis de los comunistas de ese entonces. Preguntado sobre lo que llevaba su pesado maletín, respondió tranquilamente: ” Cosas personales”.

No satisfecho, el empleado de migración pidió a Medrano que abriera el maletín, llevándose la gran sorpresa al encontrar en su interior dos pistolas desarmadas. Con asombro autoritario el agente de seguridad volvió a preguntar a Medrano: ” Y esas armas? ” Medrano se quito las gafas, miró profundamente al agente que lo interpelaba y le soltó con voz de general a subalterno: ” ! Ya le dije que son cosas personales! “. Hasta entonces el pobre empleado cayó en cuenta de quién era la persona que tenía enfrente; respetuosamente se llevó la mano a la gorra al tiempo que sonaba los tacones de sus lustradas botas ” Perdón mi general, puede pasar”. Años más tarde, Medrano fue asesinado por las FPL del FMLN.