Piden investigar a presidente Sánchez Cerén por crímenes de Lesa Humanidad

0
737

Miembros de la organización “Colectivo Victimas del Terrorismo”, seccional El Salvador, pedirán este miércoles que la Fiscalía General de la República  abra un expediente de  investigación formal por la llamada “Masacre de la Zona Rosa” ocurrido  el 19 de junio de 1985 y el asesinato de dos oficiales norteamericanos, luego de ser derribado el helicóptero en el que se conducían cerca de Lolotique, San Miguel,  el 2 de enero de 1992.

El representante de la organización, Licenciado Fermán Camilo Alvarez Consuegra, dijo que con este aviso esperan que ambos crímenes sean tratados como Crímenes de Guerra y Crímenes de Lesa Humanidad cometidos durante el pasado conflicto armado y que terminó con la firma de los Acuerdos de Paz.

La solicitud de reapertura de los casos de la Zona Rosa y la “ejecución” de los oficiales norteamericanos derribados con su helicoptero en Lolotique, San Miguel, será entregada en la sede central de la Fiscalía en Santa Elena a las 10:30 am.

Entre las peticiones que le hace al fiscal Douglas Meléndez, además de la investigación de los casos, figura la de que se investigue por Crímenes de Guerra y de Lesa Humanidad a Francisco Jovel, Salvador Sánchez Cerén, Eduardo Sancho Castañeda, Joaquín Villalobos, Nidia Diaz, Ana Sonia Medina, Mercedes del Carmen Letona, Ana Guadalupe Martínez, José Abraham Dimas Aguilar y William Celio Rivas Bolaños, entre otros.

“Masacre de la Zona Rosa”

El 19 de junio de 1985, en un importante sector de la Zona Rosa, en la colonia San Benito de San Salvador, un grupo de individuos pertenecientes al Comando Urbano ” Mardoqueo Cruz” del Partido Revolucionario de Trabajadores, PRTC, asesinaron a trece personas entre ellos seis norteamericanos, cuatro de ellos “marines”, un guatemalteco, un chileno y cinco salvadoreños.

“Asesinato de 2 asesores norteamericanos”

El 2 de enero de 1992, a pocos días de que se firmaran los Acuerdos de Paz, en Chapultepec, México, fue derribado en una zona agreste de Lolotique, San Miguel, un helicóptero en el que se conducían dos asesores norteamericanos. El piloto falleció del impacto y los otros dos, seriamente heridos, fueron ejecutados con tiros en la cabeza por elementos del FMLN.

Los congresistas de los Estados Unidos calificaron el hecho como “un asesinato a sangre fría” y señalaron como responsables  a los dirigentes guerrilleros Fermán Cienfuegos, Leonel Gonzalez ( Salvador Sánchez Sánchez Cerén), Shafik Handal, Roberto Roca y Joaquín Villalobos.

“Colectivo Víctimas del Terrorismo” apoya su petición en la inconstitucionalidad de la Ley de Amnistía de 1993 que, según ellos, habilita la reapertura de procesos fenecidos y crear investigaciones nuevas que puedan tipificarse como contrarias o violatorias del Derecho Internacional Humanitario y los Derechos Humanos.