Pérez Molina irá a la CIDH ante un proceso “movido” por EE.UU.

0
968

El expresidente guatemalteco alega que el gobierno de Estados Unidos interviene para que la CICIG siga investigando el caso “La Línea” en función de “intereses estratégicos”.

Otto Pérez Molina, dijo la pasada semana que recurrirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ante la supuesta violación de sus derechos y aseguró que Estados Unidos (EE.UU.) está detrás del proceso judicial en su contra.

Desde la cárcel militar de Matamoros, donde se encuentra recluido tras ser arrestado por orden de un juez del tribunal B de Mayor Riesgo el martes, Pérez Molina denunció al gobierno norteamericano por sus “intereses geoestratégicos” para que la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), siga en el país investigando el caso “La Línea”.

Según el exmandatario, detrás de la acusación hecha en su contra por el MP y la CICIG está la mano de EE.UU. e incluso alega que su intervención se extiende a Honduras y El Salvador, donde “ha habido protestas similares a la de Guatemala”, que llevaron a su renuncia.

“El marcado interés de Estados Unidos para que la CICIG estuviera presente no es por gusto”, sentenció Pérez Molina, al tiempo que reafirmó que la permanencia del ente judicial obedece a órdenes del vicepresidente Joe Biden.

Por su parte, en Honduras miles de ciudadanos han marchado contra la gestión del presidente Juan Orlando Hernández, a quien además señalan de participar en actividades corruptas en el Instituto de Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

La relación entre las manifestaciones realizadas en Honduras y Guatemala es que los ciudadanos se organizaron para salir a la calle a exigir la salida de sus gobernantes de manera pacífica. Según expertos, las protestas con fines desestabilizadores generalmente terminan en violencia, y en los dos países centroamericanos no se registraron disturbios durante las protestas.

Pérez Molina sería enjuiciado en los próximos meses por delitos de corrupción. Un juez definirá si llama o no a audiencia , una vez que estudie la veracidad de las pruebas en su contra presentadas por la MP y la CICIG.

El Salvador

Recientemente, sectores productivos de El Salvador se han integrado para denunciar el enriquecimiento inexplicable de la cúpula del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y solicitan la creación de una institución similar al CICIG guatemalteco para que se investiguen, no solo los presidentes Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, del partido de izquierda, sino también a los cuatro presidentes post guerra de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

Sánchez Cerén y su partido de la ex guerrilla se niegan rotundamente a la creación de un organismo independiente que investigue a sus funcionarios, tanto del Ejecutivo, como a miembros de los últimos dos Congresos que se enriquecieron de manera escandalosa e inexplicable.

Mientras, el secretario de Comunicaciones de la presidencia, Eugenio Chicas, a señalado a la derecha conservadora del país y a la sociedad civil democrática de adelantar una campaña con fines golpistas, que, según el, tienen relación con los intentos golpistas en Ecuador y Venezuela.