Otro festival del Barça

0
1029

Los de Luis Enrique se divirtieron en Córdoba: primer hat-trick de Luis Suárez en España, dos de Messi, Rakitic, Piqué y Neymar de penalti. 16 goles en una semana por ninguno en contra.

El Barcelona no se dejó sorprender en Córdoba y solventó por 0-8 su penúltima salida del campeonato con una victoria que le acerca al título mientras empujaba un poco más al Córdoba a Segunda División.

Luis Enrique dijo en la previa del partido que el Barça estaba en una maratón y que no servía de nada hacer 42 kilómetros estupendos y ponerse a caminar en los últimos metros. En una calurosísima tarde en El Arcángel que invitaba a cobijarse en la sombra más cercana, el maratoniano volvió a cambiar el ritmo. A ver quién le para.

No lo tuvo fácil de inicio el Barcelona porque Romero había mentalizado a sus hombres para que por lo menos se despidieran de Primera con cierta grandeza. Pobló el técnico del equipo andaluz su equipo de defensas, incluso el central Deivid se incrustó en el centro del campo durante 40 minutos el Barcelona no encontraba la manera de tumbar el muro local.

Sin perder los nervios, haciendo acopio de paciencia, el Barça fue acorralando al Córdoba bajo la dirección de un Messi estratosférico en su versión de mariscal de campo. Leo retrasó su posición desde el centro del campo y empezó a repartir caramelos a sus delanteros. Su capacidad para encontrar espacios donde nadie los ve, únicamente es comparable con la destreza de su pie izquierdo para colocar la pelota en lugares imprevisibles.

A pesar del recital de Messi, al equipo blaugrana le costaba abrir el partido. Neymar falló dos ocasiones clarísimas disparando alto y al poste en el minuto cinco y 36. Entre esas dos ocasiones, Messi se rifó a toda la defensa local en un palmo de terreno, pero le salió un chut flojito que paró Juan Carlos.

Pero el Barça no se puso nervioso y finalmente, obtuvo su premio en el minuto 42 cuando Rakitic recibió un nuevo regalo de Messi. El croata no se anduvo con florituras y reventó la pelota que entró como un obús en la portería andaluza. Estaba claro que el Córdoba iba a aguantar lo que tardara en recibir el primer tanto. A partir de ahí, el conjunto local se deshizo como un azucarillo. Por no aguantar, ni aguantó los tres minutos que quedaban para el descanso defendiendo su marco. En el 45, Suárez se desmarcaba de cine a la espalda del central y aprovechaba un pase estupendo de Iniesta. Era la primera asistencia del manchego en la Liga.

La segunda parte iba a ser lo que quisiera el Barcelona y sin apretar demasiado el acelerador, los segundos 45 minutos fueron un tormento para los locales y un paseo militar para los de Luis Enrique. En el primer minuto de partido, un nuevo centro de Alves, otro que está acabando la temporada a un nivel espectacular, sirvió para que Messi macara su gol 39 en lo que va de campeonato.

Con el partido decidido, los goles le siguieron cayendo al Córdoba como una penitencia. De nuevo un centro de Alves fue aprovechado por Suárez y a la salda de un saque de esquina, Piqué marcaba el quinto de la tarde, que también es el quinto en su cuenta particular antes de que Messi hiciera el sexto y le cediera el penalti que supuso el séptimo a Neymar. El festival lo culminó Suárez que firmaba su primer triplete de blaugrana. Los barcelonistas se pasearon por el campo ante un Córdoba destrozado. Una imagen que reflejaba el destino de estos dos equipo. Uno se va por el sumidero mientras que el Barça cambia el ritmo y se lanza con zancada firma a por todos los títulos que se le presentan.