Opositores acusan al Tribunal Supremo Electoral de estar «sometido» al Gobierno

0
173

La candidata a la vicepresidente por el partido Nuestro Tiempo, la izquierdista Celia Medrano, acusó en medios impresos al Tribunal Supremo Electoral (TSE) de El Salvador de estar sometido al Gobierno y estar parcializado.

En una entrevista con el periódico impreso El Mundo, Medrano aseguró que no cree que el ente rector de los comicios garantice una elección limpia, transparente y creíble.

Según la política, existe una campaña electoral anormal, “no es normal estar en campaña siendo alternativa a la continuación del autoritarismo en medio de un régimen de excepción permanente instrumentalizado a través de la manipulación del Órgano Judicial para dirigirlo a opositores políticos y a cualquier voz crítica”.

Quienes estamos presentando una alternativa diferente a continuar con el autoritarismo estamos enfrentando una permanente situación de riesgo y sabíamos, porque ya teníamos los indicios, desde la invasión militar en la Asamblea el 9 de febrero, aseveró Medrano.

Al ser cuestionada de ¿Por qué el TSE actúa así?, la candidata dijo que eso “es parte de un sometimiento de cooptación de todas las instancias del Estado desde grupos de poder que controlan Casa Presidencial. En El Salvador, no podemos hablar de división de poderes, todo ha estado bajo la militarización de la política”.

Medrano sostuvo que no cree que “el árbitro electoral sea hasta este momento un árbitro imparcial”.

Por su parte, el Dr. Eduardo Vazquez Becker S., candidato a diputado por la Alianza Republicana Nacionalista, ARENA, es de la opinión que, parafraseando al analista e investigador Óscar Picardo, «las cartas están echadas».

Según el galeno, la estrategia de no entregar la deuda electoral a la oposición ha sido efectiva; «mientras la oposición lucha para conseguir espacios en medios y fondos para hacer llegar sus mensajes a la mayor parte de la población posible, el Gobierno se gasta cientos de miles de dólares en anuncios de 1 y 2 minutos en tiempo premium al aire», explicó.

«La persecución a posibles colaboradores para la campaña por parte del Ministerio de Hacienda, la no entrega de fondos, a pesar de estar reñido con la ley, es la manera que Nuevas Ideas encontró para poner la balanza aún más a su favor», continuó. Además, manifestó tener la certeza que el TSE filtra informaciones al oficialismo para que puedan corregir sus estrategias de comunicación.

Por otra parte, el candidato a diputado por San Salvador, recordó que «el Gobierno de Nayib Bukele controla el poder legislativo y el judicial, además de pagar periodistas, comentaristas y una horda de troles para mentir y atacar a cualquier contrincante», pero manifestó su confianza en que los ciudadanos decidirán al estar frente a las urnas, por «devolver la democracia a El Salvador», otorgando un nuevo «balance de poderes».