Ola de calor: ¿Cuáles son las consecuencias que sufre El Salvador?

0
3529

El Salvador es uno de los países más vulnerables al cambio climático, y se espera que experimente un aumento en las olas de calor en los próximos años.

El cambio climático es una de las mayores amenazas a nivel global. El aumento de las temperaturas es una realidad en todo el mundo y El Salvador no es la excepción. Con cada año que pasa, el país sufre de una intensificación de las olas de calor, lo que ha llevado a un aumento de la mortalidad y a una preocupación creciente entre los expertos en salud y clima.

El Salvador, un país que ya enfrenta una serie de desafíos, se enfrenta ahora a una pregunta crítica: ¿está preparado para enfrentar las olas de calor venideras? ¿O se encuentra al borde del colapso frente a esta amenaza cada vez mayor?

¿Cuáles son los países más afectados por las olas de calor los próximos años?

Un nuevo estudio publicado en la prestigiosa revista Nature Communications ha generado preocupación al delimitar las regiones del planeta que se encuentran en mayor riesgo frente a las olas de calor venideras.

Según los expertos, el 31% de las regiones analizadas entre 1959 y 2021 sufrieron “extremos estadísticamente inverosímiles” en cuanto a las temperaturas, lo que generó alarma al no presentar patrones claros. Esto sugiere que los extremos de calor podrían ocurrir en cualquier lugar y momento, aumentando el riesgo para la población y la infraestructura.

No obstante, las regiones identificadas como de mayor riesgo son el Extremo Oriente de Rusia, Centroamérica, Afganistán, Papúa Nueva Guinea, Europa Central, Noroeste Argentino, Queensland en Australia y Beijing en China. Además, se identificó a países centroamericanos como Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá como naciones en desarrollo con un alto riesgo de sufrir las consecuencias de las olas de calor.

Además, la crisis climática también está afectando la biodiversidad y los ecosistemas en el país, con graves consecuencias para la flora y fauna local.

Registros del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) muestran que las temperaturas la presente semana son alarmantes, con promedios de hasta 41 grados centígrados en algunos lugares del país y récord como el de San Miguel, donde las agujas marcaron 42,4 grados.

El pasado 5 de mayo, la entidad informó que en su estación meteorológica en el Lago de Güija se registró la temperatura máxima de 40.8° Celsius, “superando el récord histórico del mes de mayo para dicha estación registrado en el año 2016 de 40.2 Celsius”.

Las previsiones y la realidad, sin llegar aún a la alarma, indican que el ingreso de polvo del desierto del Sahara desde el domingo pasado hasta el miércoles 10 de mayo, en bajas concentraciones, pudiera abrir la caldera y disparar más la canícula en El Salvador.