Neymar declara en la Audiencia Nacional por estafa y corrupción

0
615

El futbolista brasileño del Barça y su padre están imputados por las irregularidades en su fichaje.

Neymar declaró como imputado en la Audiencia Nacional por delitos de estafa y corrupción entre particulares derivados de las irregularidades en su fichaje por el FC Barcelona. El delantero brasileño con su padre llegaron en un vehículo blindado. El delantero contestó a las preguntas del fiscal, de su defensa, y de la defensa del Barça, imputado como persona jurídica.

Neymar rechazó contestar a las cuestiones planteadas por el abogado de Dis, el fondo de inversión que poseía el 40% de sus derechos federativos cuando jugaba en el Santos brasileño y que se vio perjudicado con las supuestas irregularidades del fichaje.

La llegada de Neymar ha estado rodeada de una expectación sin precedentes en la Audiencia Nacional: aproximadamente un centenar de periodistas aguardaban su aparición.

En los accesos a la Audiencia, tomados por agentes de Policía Nacional de uniforme y también de paisano, algunos jóvenes aficionados mostraban pancartas de apoyo al deportista: “Neymar, yo soy tu amigo”, se leía en una de ellas. Un veterano de las protestas contra la corrupción, que acude a todas las comparecencias de imputados en los juzgados portaba otro cartel con el siguiente lema: “Aquí, hasta en el fútbol, ganan los más corruptos”.

Dis, la sociedad que poseía el 40% de los derechos federativos del delantero brasileño cuando jugaba en el Santos de São Paulo, se querelló contra el jugador, sus padres y los directivos del Barça y el Santos, después de conocer que en 2011 el Barça pagó 40 millones de euros a Neymar para amarrar su fichaje antes de 2014 (de hecho llegó en junio de 2013), cuando fuera agente libre. El acuerdo entre Neymar y el Barça, de junio de 2011, implicaba que el delantero rechazaría todas las ofertas que le llegaran mientras jugara en el Santos.

Además, en la maraña de contratos que sirvieron para el fichaje del jugador, el traspaso entre el Barça y el Santos se fijó como importe de la cesión de los derechos federativos —el traspaso propiamente dicho— la cantidad de 17,1 millones de euros a espaldas de Dis. Y existen dos contratos adicionales, por valor conjunto de 12,4 millones, que los querellantes —y el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata— consideran que formaban parte del traspaso y por los que el fondo de inversión Dis nunca llegó a cobrar el 40% que le correspondía.

El acuerdo por el que el Barça pagó 40 millones a Neymar, cuando todavía militaba en el Santos para asegurarse la contratación, supuso un perjuicio económico para Dis. El juez De la Mata comparte esa opinión: el grupo poseedor de parte de los derechos económicos de Neymar “se vio privado de la posibilidad de que el jugador entrase en el mercado conforme a las reglas de la libre competencia y pudiera obtener una mayor cantidad económica por el traspaso”, según escribió el juez el pasado junio, al aceptar la querella de Dis. Este pacto entre el club catalán y la estrella brasileña supone un posible delito de corrupción entre particulares.

El segundo delito que se imputa a los directivos del Barça, a Neymar, a sus padres, y a los responsables del Santos, es el de estafa. Los clubes, además del contrato de transmisión de los derechos federativos firmaron otros dos contratos. El primero, por valor de 7,9 millones de euros, corresponde a un supuesto derecho de preferencia del club catalán sobre tres jugadores del Santos: Victor Andrade, Givanildo Pulgas y Gabriel Barbosa. El segundo contrato, por 4,5 millones, es un acuerdo para disputar un amistoso entre ambos clubes.

Ni el Barça ha llegado a ejercer el derecho de hacerse con los servicios de los tres jugadores ni el encuentro amistoso se ha llegado a disputar. El juez considera que estos dos contratos, rubricados “prácticamente en la misma fecha” que el de cesión de los derechos de Neymar, son “contratos simulados” que buscan esconder pagos por el traspaso del finalista del Balón de Oro de la FIFA.