Muyshondt podría enfrentar cargos por malversación de fondos

0
1319

El alcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, podría enfrentar cargos por malversación de fondos luego que renunció a su derecho a nombrar un árbitro en el juicio que la empresa de desechos sólidos MIDES le planteara ante la Cámara de Comercio de El Salvador.

La empresa Mides inició un arbitraje contra la Alcaldía de San Salvador por incumplimiento de contrato y por “mala utilización de las Tasas Municipales de disposición de desechos sólidos”.

En las diferentes etapas que las partes pueden resolver amigablemente se encuentra la etapa del Trato Directo. Sin embargo, el alcalde no contestó dicha solicitud, por lo que el proceso pasó a la siguiente etapa la cual es el nombramiento de los árbitros. Mides ya nombró su árbitro.

Los abogados de MIDES aseguraron que la negativa de Muyshondt a nombrar el árbitro que le corresponde, obliga a la Cámara de Comercio de El Salvador a nombrar el árbitro que representará al edil salvadoreño en la controversia planteada por MIDES en el juicio arbitral por supuesta malversación de fondos en los que habrá incurrido Ernesto Muyshondt, luego de haberse demostrado que este cobró las tasas que causa la recolección y posterior tratamiento de la basura y no cancelar a la empresa que presta dichos servicios, en este caso MIDES, tal como lo estipulan los contratos respectivos.

Muyshondt irrespetó de manera displicente la ley arbitral de la Cámara de Comercio, que forma parte del contrato y, con ello, perdió la oportunidad de nombrar su propio árbitro. Será entonces la Cámara de Comercio quien nombrará el árbitro, dijeron los representantes de MIDES” .

De igual manera, en vista de la contaminación que ya se ha generado de parte de la Alcaldía de San Salvador, será el MARN y el Juez Ambiental quienes determinarán los incumplimientos de los permisos y los delitos ambientales.

Por parte de la Corte de Cuentas de la República, se está a la espera del resultado de la auditoria especial para que los capitalinos conozcan en qué  se han gastado dichas tasas.

Hasta la fecha, la alcaldía de San Salvador no ha cancelado los casi ya 3 millones de dólares que está en deberle a MIDES, y que ya cobró  por medio de la factura eléctrica. De acuerdo a la ley, la alcaldía solo puede utilizar esas tasas en el pago de la contraprestación del servicio ya prestado. De comprobarse esa situación se estaría en la figura delictiva de “Malversacion de Fondos Públicos”.