México Cuba y ONU han ofrecido ayuda por derrumbe, según presidente guatemalteco

0
713

El presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado, dijo el viernes a periodistas que México, Cuba y Naciones Unidas ya han ofrecido su apoyo para ayudar al país por el derrumbe que se produjo en la colonia El Cambray II y que dejó al menos 10 muertos y más de 100 desaparecidos.

En declaraciones a una emisora local, el mandatario agradeció el apoyo y adelantó que será la estatal Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) la que tiene que “especificar” que tipo de ayuda requiere para paliar las consecuencias de esta “tragedia”.

El desastre se registró sobre las 21.30 hora local (03.30 GMT) del jueves en El Cambray II, en Santa Catarina Pinula, carretera a El Salvador, a unos 22 kilómetros de la capital.

Bomberos, policías, miembros de la Conred y voluntarios se encuentran en este momento en el lugar buscando y rescatando a las víctimas soterradas.

De acuerdo con los primeros cálculos, hay cuatro muertos, entre ellos un menor de edad, unos 100 desaparecidos, 32 heridos, 125 viviendas dañadas y 43 personas albergadas, aunque la cifra podría aumentar.

Maldonado aseguró a la red radial, Emisoras Unidas, que desde primera hora de esta madrugada ha estado coordinando los mecanismos de emergencia junto con las distintas instituciones y recordó que los voluntarios están trabajando “desde muy temprano” para rescatar al mayor número posible.

Cuestionado por las medidas que el Gobierno adoptará en los 300 lugares declarados con riesgo por la Conred en todo el territorio nacional, el presidente reconoció que “la cantidad de riesgo en Guatemala es enorme” y que el Ejecutivo no ha sido capaz de enfrentar este tipo de situaciones por las que la población es “vulnerable”.

La embajada de Cuba en Guatemala ofreció al país centroamericano el apoyo de la Misión Estatal para ayudar en el deslizamiento de tierra.

A través de las redes sociales, Cuba puso “a la orden del pueblo y del Gobierno de Guatemala” esta misión.

Hasta el momento se contabilizan al menos 10 muertos, 100 personas desaparecidas, 32 heridas, 43 albergadas y unas 125 viviendas dañadas.

Este es uno de los mayores desastres que se registra en Guatemala durante la época irregular de lluvias de este año, que empezó el pasado mayo.