Más de 17.000 menores salvadoreños fueron capturados en EEUU en lo que va del año

0
926

El departamento de Migración y la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos informaron esta semana que más de 44.000 salvadoreños que intentaban cruzar la frontera hacia ese país fueron capturados en lo que va del año fiscal ( de octubre a septiembre del  2015).

Las autoridades estadounidenses aseguraron que las detenciones de los fueron las más notorias hasta la fecha. Estos datos aparecen consignados en el documento de la UNICEF “Sueños Rotos. El peligroso viaje de los niños centroamericanos a los Estados Unidos”. El documento dice que el 40% de los niños no representados han sido deportados, frente al 3% de los niños con representación.

Los datos de la Patrulla Fronteriza indican que fueron detenidas 27,114 grupos familiares cuando intentaban cruzar hacia ese país. De esa cifra  17 mil 512 fueron menores de edad salvadoreños quienes fueron hallados solos o abandonados en los diversos pasos fronterizos que colindan con territorio de México.

En ambos casos los números de connacionales detenidos muestran un incremento muy marcado, las familias detenidas, por ejemplo, pasaron de 10,872 en el año fiscal 2015 a 27,114 en el último año. Ahora todas estas personas se enfrentan a procesos de deportación, pero cada caso es analizado por autoridades migratorias, mientras deben permanecer en centros de detención

 

En el caso de los menores de edad la cifra se disparó de 9,389 detenciones efectuadas el año pasado a más de 17,500 este año. La cifra superó los 16 mil 404 menores de edad capturados por las autoridades fronterizas en el año 2014, año en que entró a su gestión el segundo gobierno del FMLN en el país.

Este 2016 pasará a la historia como uno de los años en que el flujo de menores de edad sin acompañantes fue muy alto: solo en el primer semestre más de 16,000 refugiados y migrantes de El Salvador, Guatemala y Honduras fueron detenidos en México.

 

A pesar que a diario cientos de personas emprenden la dura ruta hacia EE.UU., no existe desde el Gobierno un programa de advertencia para evitar la migración indocumentada, que se ha acrecentado a medida que la violencia y maras han ido en ascenso.